martes, 15 de diciembre de 2015

Los Descazadores de Especies Perdidas


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR   

  Aunque al principio el steampunk nació como subgénero literario de la ciencia ficción en los 80, como una variante del cyberpunk, lo cierto es que con el tiempo fue adquiriendo personalidad propia. Y lo consiguió hasta tal punto que actualmente su radio de acción se mueve no sólo en el ámbito de la literatura, sino que se amplia además a lo sociocultural y artístico. Hablamos más de un movimiento que de un género literario, cuya temática fundamental se basa en el desarrollo de la tecnología del vapor en el Londres Victoriano de H.G.Wells, principal autor de referencia. En nuestro país, el escritor que mejor y con mayor éxito ha abordado el steampunk ha sido Félix J. Palma, en su célebre <<Trilogía Victoriana>> formada por: El mapa del tiempo (2008, Algaida). XL Premio Ateneo de Sevilla 2008, El mapa del cielo (2012, Plaza & Janés) y El mapa del caos (2014, Plaza & Janés). 

   Los Descazadores de Especies Perdidas vendría a ser una suerte de novela steampunk para pequeños y jóvenes lectores. En ella, Diego Arboleda (Texto) y Raúl Sagospe (Ilustraciones) nos narran e ilustran las peripecias de una generación de mujeres inventoras, apellidadas Vaopur, que a lo largo de la Historia crearon una serie de estrafalarios artilugios que funcionaban gracias a la máquina de vapor. La narración aparece estructurada en una serie de relatos cortos que, en un principio, dan la impresión de no estar más que levemente conectados pero que, poco a poco, conforme avancemos en la lectura, formarán un todo armónico. Como piezas de un puzzle, cada una de las historias van dirigidas a dar sentido y unidad a la última de ellas y que da título a la novela. 

   Diego Arboleda y Raúl Sagospe no son nuevos en esto. Ya me sorprendieron gratamente con Prohibido leer a Lewis Carroll y la duología Aventuras en Espiral y Mil Millones de Tuberías, grandes y entretenidas historias, divertidas y emocionantes, aptas no solo para los pequeños y jóvenes lectores sino también para los adultos. La combinación entre el gusto por los esperpéntico de Arboleda se conjuga muy bien con el estilo hiperbólico de Sagospe a la hora de ilustrar personajes y situaciones. En el caso de Los Descazadores de Especies Perdidas, el autor nos ofrece una serie de personajes encantadores y surrealistas, que protagonizan peripecias tan locas como ellos mismos, que sin duda harán las delicias de los lectores que disfruten con textos imaginativos y originales y/o busquen un libro entretenido repleto de locas aventuras y cachivaches increíbles. 

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario