sábado, 12 de septiembre de 2015

EL HIJO DEL TIEMPO de Pepe López-Anzurias



  
Enlaces de interés: http://editorialcirculorojo.com/el-hijo-del-tiempo/
El hijo del tiempo, debut literario del gaditano Pepe López Anzurias


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

 Tanto en cine como en literatura, la excusa del viaje en el tiempo da la impresión de ser una excusa inagotable. Con frecuencia, aparecen nuevas variaciones del tema: enredosas tramas que giran en torno a la posibilidad de una segunda oportunidad para enmendar un error, o que abordan un conflicto ético de difícil solución: sí resulta licito o no intervenir o trastocar sucesos del pasado. Parece que el asunto es garantía de éxito casi seguro; la última prueba: la (fantástica y  muy entretenida) serie "El Ministerio del Tiempo", producida por Televisión Española. 





"El Hijo del Tiempo" tarda en centrarse. Durante los primeros capítulos, experimentamos un vertiginoso ir y venir por diferentes épocas hasta que por fin conseguimos encontrar sentido a todo: la búsqueda de una serie de discos de oro, piezas de una compleja maquinaria que permitiría abrir unas mágicas puertas, que guardan un trascendental misterio. Y el encargado de llevar a cabo dicha misión es un alquimista llamado Nicolás, - viajero del tiempo de edad ignota y naturaleza inmortal - que, a lo largo de los siglos, intentará reunir todos los discos para evitar así que caigan en manos de personajes malignos y ambiciosos. Nicolás viajará a través del tiempo, adoptando diferentes personalidades, e interviniendo en diversos sucesos históricos; acontecimientos de especial transcendencia: desde la conquista de Tenochtitlan por Hernán Cortés hasta el conflicto en Filipinas a finales del XIX, pasando por la Guerra de las Dos Rosas en la Inglaterra del XV.




  
  López- Anzurías ha querido que "El hijo del Tiempo" sea el primer título de un trilogía. Por eso, aunque cuando nos acercamos al desenlace da la impresión de que el conflicto planteado se ha resuelto positivamente, lo cierto es que la historia continúa. Se inicia así una nueva aventura o misión que el viajero del tiempo debe superar como anticipo al segundo título de la trilogía, adoptando, por tanto, el formato de serial.





  Por otro lado, la novela surge de la confluencia de varios géneros que van desde la ciencia-ficción, pasando por la trama de género histórico, el libro de aventuras y la moda esotérica, iniciada por Dan Brown. Así, el autor nos ofrece una narración vertiginosa, que no deja respiro al lector y que va de un tema a otro de manera ágil y rápida, sin que esto se traduzca en un estilo descuidado o poco elaborado. Muy por el contrario, López-Anzurías ofrece una prosa esmerada y pulcra, acompañada por un evidente trabajo de documentación, que dotan de una gran solidez al conjunto. 


 En definitiva, una novela muy entretenida, que se lee en un suspiro, y en la que no se tiene la sensación de estar perdiendo el tiempo precisamente.

JOSEPH B MACGREGOR