domingo, 20 de diciembre de 2015

HADES de Candice Fox



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR
    
Hades es una novela apasionante, que te atrapa desde el primer capítulo: de esas que empiezas y no puedes soltar. Plantea un punto de partida típico, pero no exento de interés: la aparición en un pequeño puerto deportivo de Watson Bay, al este del puerto de Sídney (Australia) de unas veinte cajas metálicas sumergidas en el fondo del mar; en su interior, los cadáveres de las víctimas de un psicópata, especializado en el trasplante de órganos. De la investigación del caso se ocupa el detective de Homicidios, Frank Bennet, un sujeto de personalidad turbulenta y atormentada: en su historial, una acusación de malos tratos por parte de su segunda esposa. Su compañera es Eden Archer, una mujer misteriosa e introvertida que parece esconder un oscuro secreto, compartido por su hermano Eric, también policía. Pero esta trama se complica un poco más ya que se alterna como otra no menos interesante: dos niños pequeños son abandonados por sus raptores y ejecutores de sus padres en un vertedero, a cargo de Hades, un extraño sujeto, misántropo y malhumorado. El anciano es el encargado de dicho vertedero, vive allí y realiza además curiosas esculturas con desechos de basura. Hades se convierte en padre adoptivo de los dos chicos, que de adolescentes desarrollan una personalidad anómala, agresiva y violenta, sobre todo el chico. Además, junto a estas dos tramas principales, se añaden algunas sub-tramas más secundarias, como las peripecias de Jason, el psicópata de los trasplantes, o de Martina, una de sus víctimas. Candice Fox, la autora, consigue enlazar cada una de estas peripecias de manera magistral, sin que el lector pierda interés en ningún momento y sin que la narración se nos antoje confusa o liosa.

      El pasado tiene mucha importancia en cada uno de los personajes de la novela, en los estelares sobre todo, por lo que tanto Frank como Eden, Eric y Hades no resultan planos o tópicos, sino muy al contrario, con enjundia, con una historia que contar que les pesa como una losa en su presente, profundamente humanos. La historia plantea además un conflicto de índole moral que finalmente se resuelve de manera coherente, sin tener en cuenta lo políticamente correcto pero conformando un desenlace redondo e intenso. 

  Hace tiempo que no leía una novela policíaca tan  perfecta como  Hades de Candice Fox, tan entretenida, tan bien contada, tan interesante y con unos personajes tan potentes como Eden, Eric o el propio Hades, un sujeto tan peculiar como contradictorio y a la vez profundamente humano.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario