sábado, 30 de enero de 2016

LOS ARCHIVOS SECRETOS DE HORA DE AVENTURAS: Un recorrido por Ooo De Montse N. Ríos



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR



Sí existe una serie de animación que ha causado gran impacto en los televidentes de todo el mundo esa ha sido “Hora de Aventuras” (Adventure Time). Emitida por la cadena Cartoon Network (En España, por la cadena Boing), cuenta con una legión de fans no solo entre el público infantil o juvenil, sino también (y, sobre todo) en el adulto. Su éxito ha sido tan espectacular que incluso fue galardonada con cuatro Premios Primetime Emmy entre siete nominaciones, dos Premios Annie entre catorce nominaciones, dos British Academy Children's Awards, un premio Motion Picture Sound Editors, un Premio Peabody y otro el Festival de Cine de Sundance.Fue nominada además en los Critics' Choice Television Ward. Su cómic spin-off consiguió un Premio Eisner y dos Premios Harvey. Y por supuesto, la serie también ha producido un enorme e inagotable merchandising (prendas de vestir, videojuegos, cómics, dvds, etc.)




Creada por el animador, guionista y productor Pendleton Ward, se trata de una serie de aventuras protagonizada por un dúo tan peculiar como irresistible: el caballero Finn y su hermano adoptivo el perro Jake, que sortean surrealistas peripecias en los diferentes reinos del Reino de Ooo. La pareja funciona por contraste de manera perfecta: mientras que Fynn es un niño – que conforme avanza la serie va creciendo hasta la adolescencia – ingenuo pero voluntarioso y valiente, Jake es un perro que posee la capacidad de alargarse como una goma y adquirir diversas formas; siempre de buen humor, optimista y cantarín, aporta, con frecuencia, un toque de sensatez a su impetuoso compañero de fatigas, aunque también es cómplice perfecto de los extravagantes juegos que les propone Finn. Junto a ellos, aparecen una serie de personajes estelares como La Princesa Chicle, la Reina de los vampiros Clementine o El Rey Hielo que adquieren, con frecuencia, el protagonismo estelar del episodio, mientras que Finn y Jake adoptan un papel secundario o ni siquiera aparecen.




Montse N. Ríos, auténtica fan de la serie, nos propone en “Los Archivos Secretos De Hora De Aventuras: Un Recorrido Por Ooo” (Dolmen Editorial), una guía completísima y exhaustiva de las peripecias de Finn y Jake por el Reino de Ooo a lo largo de siete temporadas hasta la fecha.


La estructura del libro es perfecta. Dividido en bloques muy claros, aglutina en ellos los diversos aspectos de la serie: Historia De La Creación De La Serie, El Reino De Ooo (Escenarios donde se desarrollan las aventuras), Personajes Principales, Personajes Secundarios, Las Temporadas: Capítulo A Capítulo y Anecdotario (La más interesante, sin duda alguna). La edición esta cuidadísima con ilustraciones en color, que complementan maravillosamente el curradísimo texto de Montse N. Ríos, que encantará a Fans de la Serie, pero también a todo aquel que desee profundizar o conocer detalles curiosos sobre los diversos episodios de “Hora de Aventuras” o sobre la evolución de los personajes.



Una de las razones por las que la serie consigue tantos adeptos es porque combina humor, surrealismo, aventuras bizarras y unos personajes entrañables y muy atractivos. Pero, sobre todo, el punto más destacable es que capítulo a capítulo, temporada tras temporada, se añaden más detalles sobre ese mundo post-apocalíptico que conforma el Reino de Ooo, cuyos escenarios o personajes, crecen y se desarrollan. De este modo el universo de la serie se torna cada vez más amplio e inagotable; aspectos que el libro describe o en los que la autora profundiza perfectamente y con evidente conocimiento de causa.



JOSEPH B MACGREGOR


martes, 19 de enero de 2016

TERESA LA MUJER de Helena Cosano NOVEDAD EDITORIAL


TERESA LA MUJER de Helena Cosano 

NOVEDAD EDITORIAL


‘Teresa. La mujer’, un original enfoque de cómo pensó y sintió Teresa de Jesús, nueva novela de Helena Cosano

18/ 01/ 2016.-  El martes 19 de enero sale a la luz la última obra de la escritora y diplomática Helena Cosano, “Teresa. La mujer”, que nos presenta de manera original e inédita cómo fue realmente Teresa de Cepeda y Ahumada, la mujer de carne y hueso, con sus virtudes pero también sus flaquezas, sus dudas y sus errores.




SÍNTESIS DEL V CENTENARIO

Con ocasión del quinto centenario del nacimiento de Teresa de Jesús se han publicado numerosas obras sobre ella, biografías al uso, estudios académicos, novelas históricas que ahondan sobre uno u otro aspecto de su vida, la confrontación con la Inquisición o su trato con personajes poderosos de la época. En cambio, este libro pretende ser una síntesis del conjunto de su existencia, como si la propia santa mirara atrás justo antes de morir y resumiera lo vivido y lo aprendido, y lo reinterpretara, atreviéndose a confesar lo que nunca antes pudo decir.

ORIGINALIDAD DEL ENFOQUE

Al imaginarla a las puertas de la muerte, Teresa es libre del todo, no necesita calcular el impacto ni las consecuencias de sus palabras, no tiene ya que temer el qué dirán, ni a sus superiores, ni a la Inquisición. Más que una autobiografía ficticia.




ASÍ PRESENTA SU AUTORA LA NOVELA:

 Teresa. La mujer” no pretende ser una nueva biografía de la Madre Teresa de Jesús. Sobre ella, que nació hace quinientos años, se han escrito millones de páginas, y la obra de la propia santa es tan clara, precisa y extensa, que parece superfluo reescribirla. Nadie mejor que ella misma para describir sus éxtasis, esas “mercedes” que le concedía el Señor, ni contar la aventura inaudita en su época de una reforma de tal envergadura llevada a cabo por una mujer.  

Pero el brillo de la monja mística y de la escritora y fundadora de conventos a menudo nos esconde a la persona de carne y hueso, con sus obvias virtudes pero también sus flaquezas, sus dudas, sus errores. Sobre Teresa de Jesús se ha escrito tanto que todos creen conocerla, pero pocas mujeres han tan sido víctimas de la historia como ella. Su figura se ha convertido en un personaje manipulado por el poder para servir distintas ideologías, interpretado, reinterpretado, malentendido, a veces incluso falsificado. 

¿Cómo era realmente Teresa de Cepeda y Ahumada? ¿Cómo pensaba, cómo sentía? Esta novela pretende responder a esa pregunta.

Según sus muchos biógrafos, se deduce que nunca fue como las demás, que ya en su infancia destacaba, que era distinta, especial, viva, inteligente, alegre, carismática, que nunca pasó desapercibida ni dejó indiferente a nadie y que, sin ser excesivamente hermosa, atraía enormemente. 

Decidió servir a Dios. En gran parte, porque era mujer y buscaba libertad. Tal vez, en otra época, hubiera decidido curar leprosos en Calcuta, investigar la radioactividad, escribir una gran novela o dirigir una ONG o una poderosa multinacional: porque Teresa parecía capaz de todo y fue maestra de muchos oficios, y con una voluntad y una determinación como la suya, nada es imposible si se acepta pagar el precio. Teresa aceptó, y pagó caro. Eligió lo más difícil: servir a Dios, un Dios esquivo, cuyas mercedes imprevisibles y en apariencia caprichosas había que merecer, y aunque esto implicara penitencias sin fin o enfrentarse a todas las fuerzas de la tierra y del infierno. Teresa se entregó a Él como muy pocos lo habían conseguido hasta entonces, y se vio recompensada. 

A los cuarenta años, la vida de Teresa da un vuelco. Es entonces cuando se produce su “conversión”. Adquiere la certeza de que tiene una misión, un encargo divino que justifica su existencia aquí, que sin ella no tendría sentido ni valor. Y entonces, su vida se acelera, no sólo los progresos espirituales, sino también su obra en el mundo material.  Numerosos viajes, encuentros decisivos como los mantenidos con San Juan de la Cruz o el Padre Gracián, personas que se cruzan en su vida para ayudarla en su misión, como si la Providencia de Dios le echara una mano, y obstáculos y tentaciones probablemente urdidos por el demonio. Una mujer tan poco convencional no podía dejar indiferente: provocaba admiración e incluso veneración, su fuerza convencía, arrastraba, muchos ya en vida la consideraban santa. Pero también despertaba escepticismo, estupor, irritación, envidia, abierta hostilidad, incluso odio. 

Fue una mujer sorprendentemente moderna, incluso las feministas más radicales la habrían aplaudido. Como toda mujer del siglo XVI, a pesar de ser lo que el siglo XIX definiría como “un genio”, ella es consciente de su “inferioridad” con respecto al varón, y se esfuerza por cultivar la humildad y la obediencia. Pero es una mujer poderosa que anhela libertad, con capacidad de mando, de disciplinarse a sí misma y a los demás. Encarna los valores de voluntad, fuerza, inteligencia, determinación, iniciativa, actividad, independencia, creatividad, que, tradicionalmente, se han asociado a la virilidad. Es, en cierta forma, una mujer moderna de hoy en día inmersa en una época en que sólo los hombres podían aspirar al poder y que, sin embargo, consigue poder. Una forma nueva de poder. 

Pero Teresa de Jesús nunca fue plenamente libre. Despreciaba los usos y las convenciones del mundo, la complicación y la suprema hipocresía de los tratamientos de su época, las rígidas jerarquías sociales, la inmoralidad de tantos valores. Pero sus numerosas cartas nos demuestran sin embargo que, a pesar de despreciarlos, los observaba a la perfección. No era libre. Nunca lo fue del todo, aunque gozase de una inmensa libertad interior y aunque hacia fuera lograra ser activa e imponer sus ideales. Si hubiera sido libre, libre de verdad, entonces tal vez hubiera escrito de otra manera. 

Esta novela la imagina libre del todo. Libre, sin temor al qué dirán, a sus directores espirituales, a la Inquisición, libre como un alma desencarnada, como sólo se puede ser cuando ya no se espera nada de nadie y quedan muy pocas horas de vida. ¿Qué nos diría una madre Teresa anciana y enferma, si aún tuviera todas sus facultades y suficiente fuerza para sostener una pluma y escribir, si supiera que ya no tiene nada que temer, ni a los poderosos, ni a sus hermanas e hijas, ni a sus amigos y aliados, ni a sus más terribles enemigos? ¿Qué escribiría si supiera que su alma está a punto de reunirse con su Señor, qué testamento nos legaría? 

Quiero imaginar que nos contaría aquello que no escribió en sus obras por mandato de sus directores espirituales, aquello que siempre calló, aquello que sólo pudo confesar a Dios. Contaría lo secreto y lo prohibido. Nos daría consejos, nos hablaría del Bien y del Mal, de lo humano pero sobre todo lo divino, de aquello que le preocupó durante su vida. Nos hablaría de ángeles y demonios, del sufrimiento del cuerpo o de cómo hallar la felicidad, del milagro de la fe y del amor. Nos hablaría, sobre todo, de su Dios. 

SOBRE LA AUTORA

Helena Cosano es escritora, diplomática y traductora literaria. Nació en Nueva Delhi (India) y pasó allí los primeros años de su vida. Su infancia transcurrió a continuación entre Moscú y París, donde se escolarizó en Primaria y empezó a escribir cuentos a una temprana edad.

Fue laureada por el Gobierno francés con el primer premio de literatura española en el Concurso Général des Lycées (1994). En su etapa universitaria, cursó estudios de Filosofía, Psicología, Derecho y Filología Rusa en París, Viena, Madrid y Moscú́, así́ como en la Escuela Nacional de Administración (ENA, Estrasburgo).

A finales de 2004 aprobó los exámenes de ingreso a la Carrera Diplomática y unos meses más tarde publicó su primera novela, Tres reencuentros y nueve días de amor teórico, seguida por un libro de cuentos, Mariposas. Durante unos años compaginó su actividad como escritora con la de diplomática, con destinos como Astana y Ginebra.

Sus obras más recientes son Cándida diplomática (2011), Almas brujas (Premio Rubén Darío 2014) y El viento de Viena (2015), que ha sido galardonada con el Premio Internacional de Literatura Agua y Viento de Buitrago del Lozoya.


Contacta con la autora a través de Facebook - Twitter


HELENA COSANO – Gabinete de Prensa 609 567 264  

sábado, 9 de enero de 2016

DESPERTAD AL DIPLODOCUS de José Antonio Marina



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Desde la implantación de la democracia en nuestro país hasta el año 2016, recién estrenado, y con cada cambio de gobierno, se han ido aprobando leyes educativas con el objetivo de mejorar nuestro cada vez más ineficaz sistema educativo. En opinión del autor del libro, José Antonio Marina, éste (el sistema educativo) sería como una especie de enorme y pesado diplodocus que permanece dormido, a la espera de que alguien o algo lo despierte de su letargo de años. Marina pretende con este ensayo - que no es sólo una propuesta teórica, sino que espera poder algún día llevar a cabo-, despertar de una vez al diplodocus, de ahí el título del libro. 

José Antonio Marina, investigador sobre la psique humana y la psicología infantil pero fundamentalmente docente, expone en primer lugar los principales errores del que parten todos los proyectos educativos promulgados hasta este momento, y que consiste básicamente en querer solucionar el problema a base de legislación, sin tener en cuenta otros factores mucho más importantes y trascendentales, en opinión del autor, para conseguir una educación eficaz y útil para nuestra sociedad.

En primer lugar, uno de los principales problemas con el que se encuentran tanto legisladores como docentes, alumnado y familias es lo que el tecnólogo Ray Kurweil, director de investigación de Google, definió como la ley de aceleración tecnológica: cambios tecnológicos que se creían que tardarían aproximadamente cincuenta años en producirse, resulta que se consiguieron implantar en tan sólo cinco años. Y estamos hablando del año 2001. Actualmente, conforme pasan los meses, el avance de la informática y lo digital se hace cada vez mayor, por lo que tanto a legisladores, docentes o familias les resulta una ardua labor ponerse al día; algo en lo que sin duda el alumnado da cien vueltas a los adultos. Igual que en la posguerra española, los alumnos/as escribían con una tiza y un pizarrín, posteriormente, con pluma y tinta, seguidamente, con lápiz, cuaderno y goma Milán y actualmente, a final de Segundo Ciclo y Tercero, comienzan a utilizar el bolígrafo, en el siglo XXI parece que habría que optar por el procesador de textos o la PDI. Sin embargo, seguimos todavía anclados la mayoría de los docentes en usos y costumbres que se remontan a hace más de cincuenta años de antigüedad. Lo mismo sucede con otros temas como la clase magistral, el dictado de temas y otros tipos de estrategias pedagógicas que llevan al aburrimiento de gran parte del alumnado (en el texto se aportan porcentajes altísimos) y de crisis o abatimiento en el docente que no consigue impedir, por más intentos de motivación que ponga en práctica, que gran parte de sus alumnos terminen abandonado el instituto. 

Pero un aspecto importante que subraya Marina en su ensayo a este respecto, una primera premisa que debemos considerar primordial es que la Educación no es algo que debe permanecer como encerrado en un compartimento estanco, alejado de la sociedad en la que vive, sino que tanto maestros/profesores, colegios, familias, ciudades, empresas, administración pública, parlamentos y naciones están obligados en convertirse en <<expertos en aprendizaje>>; es decir que toda la sociedad debe estar implicada en la enseñanza, para así no quedarse obsoleta, por detrás de los avances que cada vez más rápidamente nos invaden. ¿Y quiénes deben ser los impulsores y responsables de esta <<sociedad del aprendizaje>>? Los docentes que en ese sentido se verán obligados a cambiar el chip si realmente desean conseguir buenos resultados; cambios trascendentales y quizá dolorosos. Es imprescindible sacar a la escuela de su aislamiento de siglos y considerarla como parte de un todo, de un sistema mayor que es el <<sistema educativo>>.

Por otro lado, es imprescindible considerar que la educación no es una suerte de proceso de domesticación de niños/as, sino que debe ser la "actividad creadora por antonomasia". Por ese motivo, el problema no se soluciona promulgando leyes sino a través de lo que el autor define como una <<Superciencia>>, que denomina como ciencia de la evolución cultural y del progreso educativo: "una ciencia del cambio a través del aprendizaje". Por eso, la escuela debe cambiar su perspectiva y su sistema pedagógico, basado en la clase magistral y la acumulación de conceptos o conocimientos, por otro mucho más activo y participativo. Marina asegura que de implantarse este método, en cinco años se conseguiría despertar al diplodocus de su letargo y cambiar las cosas, convertir nuestro país en uno de los más altos en el ámbito de formación educativa: "conseguir que el 90% de la población escolar alcance el éxito educativo, que no es solo evitar el abandono escolar, sino alcanzar las competencias necesarias y las condiciones para lograr la felicidad personal y colaborar a la felicidad social".

Por eso, es necesario tener buenos gestores educativos, algo que nuestro país no se ha pensado nunca que fuera necesario. Cito textualmente: "Un ejemplo: cuando el Ministerio de Educación centralizaba todas las competencias educativas, empleaba a más de seiscientos mil profesores. Cualquier empresa que tuviera esa plantilla dispondría de un poderoso departamento de Recursos Humanos para cuidar de las relaciones, la formación, los destinos, la evaluación y la carrera profesional de esos empleados. Nunca ha existido algo así, ni existe, como tampoco existe en la administración pública, otro diplodocus dormido."

Todos estos aspectos, los va desarrollando y explicando con mayor detalle a lo largo de los capítulos que componen el libro. Tal como la explica, su ciencia de la evolución cultural y del progreso educativo parece bastante lógica, acertada, eficaz y plausible, aunque pienso también que se trata de un plan bastante ambicioso, ya que exigiría por parte de las partes implicadas en el asunto de la educación un consenso que, tal como están las cosas en ese sentido en este país, resultaría poco más que imposible o de complicada puesta en práctica. Y es que hay algo que es muy y cierto, y que se menciona en uno de los capítulos; todas las leyes educativas promulgadas en nuestro país han evidenciado un marcado cariz político e ideológico tanto de derechas (cuando gobierna el PP) como de izquierdas (cuando lo hace el PSOE). Para conseguir despertar al diplodocus debería consensuarse por todas las partes implicadas (docentes, legisladores, familias, etc.) un documento que tuviera en cuenta todos los aspectos comentados y descritos por Marina en este libro; sobre todo y muy importante considerar la educación como el elemento fundamental de una sociedad, no como uno más, o el último al que hay que atender y en el que dicha sociedad deberá implicarse por completo.

JOSEPH B MACGREGOR

martes, 5 de enero de 2016

POLI Y TIFÓN: UNA MÁGICA AVENTURA DE ADA BELL



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

No soy novelista. Solo un simple reseñista de provincias, pero sí en alguna ocasión decidiera escribir un libro, me encantaría hacerlo como Ada Bell, tener la suficiente imaginación para narrar esta mágica aventura - como ella misma define en la portada - protagonizada por dos duendes repartesueños llamados Poli, un duende-rana, y Tifón, un duende-ratón  adicto al chocolate. Tener el ingenio suficiente para idear un mundo de fantasía tan auténtico e irresistible, dividido en La Isla Zeta, -gobernada por la Reina Gada y el Rey Daneón, donde se fabrican y distribuyen los sueños de los niños y niña, a través de un organizado proceso de fabricación, embotellamiento, etiquetado y distribucion- y la zona de Las Montañas Negras, siniestro y diabólico lugar, gobernado por de la Brugante (Bruja-Gigante) Drágora, creadora de pesadillas infantiles, que su ejercito de cuervos negros entremezcla con los frascos de sueños agradables de Gada para que así los durmientes tengan horribles pesadillas.Tres hermanos, Víctor, Diana y el bebé Olivier, por una serie de circunstancias extraordinarias consiguen penetrar en el Reino Mágico de la Reina Gada en el que vivirán extraordinarias aventuras:

“En esta historia encontrarás magia, gigantes, hadas buenas, hadas malas, animales que no son animales, duendes traviesos, niños valientes y niños cobardes, montañas malvadas, árboles sabios, concienzudos elfos, brugantes ( mitad bruja mitad gigante) y muchas otras criaturas extrañas. Si quieres continuar, adelante por favor, sígueme. Estás a punto de entrar en la tierra de los sueños.” (Introducción a modo de advertencia de la autora)

Admiro profundamente a Ada Bell, seudónimo de la granadina Sonia Ruiz, - autora de la serie de novelas de humor romántico protagonizadas por pizpireta y alocada Daniela (Daniela: ¿Qué he hecho yo para merecer esta familia?,Daniela en cuarto menguante y Daniela, luna nueva ) - por la frescura de su narración, por esa valentía a la hora de afrontar una historia para niños/as con un lenguaje accesible y sencillo, sin perder nunca la magia ni la fantasía que el cuento requiere. Los personajes, tanto los héroes (los hermanos), como los más torpes y humorísticos (Poli y Tifón), como los mágicos o malvados están muy bien creados, provocando enseguida la simpatía/antipatía o la identificación de los (pequeños) lectores; se les toma cariño enseguida.  Además, las bonitas ilustraciones de Ana López Caro ilustran y complementan perfectamente la narración.

Una última curiosidad: Ada Bell reside en Londres desde el año 2010, y combina su afición literaria con el envío de Magic Mails, cartas personalizadas de personajes de cuentos infantiles a niños de todo el mundo. Su enorme éxito en EEUU (80% de sus clientes), Reino Unido y España se refleja diariamente en las redes sociales.

JOSEPH B MACGREGOR

viernes, 1 de enero de 2016

UN HOMBRE LLAMADO CERVANTES de BRUNO FRANK




OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

El caso entre Cervantes /Quijote(Alonso Quijano) es el mismo que se dio, por ejemplo, entre Sir Arthur Conan Doyle /Sherlock Holmes: el personaje terminó siendo más famoso o popular que el autor que lo creó. Así, existen numerosos estudios, ensayos, adaptaciones, parodias, películas, segundas partes o secuelas del Universo del Hidalgo-Caballero más celebre de La Mancha y del Mundo. Sin embargo, la figura de Miguel de Cervantes ha quedado un tanto ensombrecida y es menos popular o celebrada, salvo por el estudioso de turno, interesado de antemano por su figura. Por eso, esta novela del alemán, norteamericano de adopción, Bruno Frank (13 Junio 1887 en Stuttgart -  20 Junio 1945 en Beverly Hills) publicada en 1935 es considerada como uno de los acercamientos más fidedignos y certeros sobre Cervantes Ser Humano y Cervantes escritor.




Bruno Frank fue un celebrado escritor, poeta, dramaturgo y humanista alemán que, aunque llegó a estudiar Derecho y Filosofía en Múnich, finalmente optó por ejercer la carrera de dramaturgo y novelista en su país, hasta que se produjo el terrible incendio del Reichstag en 1933. Sospechando que el nuevo gobierno le hostigaría o detendría por el hecho de ser judío, huyó de la Alemania nazi acompañado de su esposa, Liesl, hija de la famosa diva de la ópera Fritzi Massary. Una vez en Estados Unidos, tomó contacto con su amigo Thomas Mann y, gracias a él, consiguió introducirse como guionista en la industria del cine, para la que trabajó hasta el final de sus días.

Un hombre llamado Cervantes sigue paso a paso los sucesos más destacados de la biografía del creador de Don Quijote. Así, La historia se ambienta durante el reinado de Felipe II.  Al cardenal italiano Acquaviva le urge recibir unas nociones de español y su maestro de lengua será un muchacho llamado Miguel de Cervantes. Aunque viajará con éste hasta Roma, pronto sus verdaderas aspiraciones se tornarán muy diferentes y el joven se alistará como soldado en la compañía del capitán Diego de Urbina, ingresando en la galera Marquesa. El 7 de octubre de 1751 participará en la famosa batalla de Lepanto, en la que resultará dañado en su mano izquierda, cuando un trozo de plomo le lastima un nervio, ganando así el sobrenombre del <<Manco de Lepanto>>. Posteriormente, será capturado por una flota pirata, que lo llevará hasta Argel, en donde permanecerá encarcelado durante cinco años, largo periodo de tiempo en los que perpetraría  varios intentos fracasados de fuga. La teoría de Frank es que una vida tan turbulenta, repleta de duras experiencias, forjaron en él un carácter fuerte e inquebrantable, que fue lo que llevó a culminar una obra tan grandiosa y maravillosa como El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.





Sin embargo, Frank no opta por el ensayo histórico. Tampoco se trata exactamente de una biografía novelada, sino una novela de aventuras; nada que ver con una sesuda y aburrida tesis sobre la figura de Miguel de Cervantes. Vibrante y arrebatadora desde prácticamente los primeros capítulos, Un hombre llamado Cervantes se nos muestra como la odisea de un joven Cervantes, que a fuerza de las experiencias duras que le va dando la vida, va conformando un espíritu firme y valiente; adquiere además una sabiduría sobre la existencia humana, sobre por qué y para qué estamos aquí, pero además una amplia perspectiva, no exenta de ironía, sobre la sociedad de la época que le tocó vivir; caricatura que empleó especialmente a la hora de describir y presentar magistralmente a aquellos personajes y <<personajillos>>, de todo pelaje y calibre incluidos en sus "Novelas Ejemplares" y, por supuesto, en la obra magna que le otorgaría fama universal. 

Para ello, Bruno Frank no sólo cuida al personaje principal, y a todos los secundarios, sino también evidencia una especial maestría para describir ambientes o sucesos históricos: por ejemplo, La Roma de la época (El Vaticano), La Batalla de Lepanto o el cautiverio del autor en Argel; todo aparece perfectamente reflejado y además inscrito en un narrativa fresca y ágil, en absoluto árida o barroca en exceso. 

"Un hombre llamado Cervantes" se lee pues como una novela de aventuras de ambientación histórica, que evoca ese estilo directo, emocionante y certero que empleaba Galdós en sus "Episodios Nacionales", apasionante de principio a fin.

JOSEPH B MACGREGOR

viernes, 25 de diciembre de 2015

ÚLTIMAS PALABRAS DE YUKIO MISHIMA de T. Furubayashi & H. Kobayashi



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

ÚLTIMAS PALABRAS DE YUKIO MISHIMA recoge dos entrevistas realizadas por dos de los más reputados críticos literarios de Japón de la época (finales de los 60/ principios de los 70), Hideo Kobayashi y Takashi Furubayashi, al escritor y dramaturgo Yukio Mishima, personaje controvertido y polémico no sólo por su extensa obra literaria sino también por sus ideas ultranacionalistas y radicales.

Mishima propugnaba un retorno al Japón Tradicional sustentado por una suerte de militarismo nacionalista, gobernado, como antaño, por un Emperador absolutista; se declaraba opuesto a la progresiva occidentalización sufrida por su país tras la posguerra (1945-1955), manifestada en la instauración de la Democracia y el auge creciente del Capitalismo. Sus convicciones no eran solo teóricas sino que las llevó a la práctica con el ascetismo y autodiscilpina propia del samurai - se consideraba así mismo como un hombre de acción - y la creación de un grupo paramilitar llamado <<Sociedad del Escudo>> (en japonés Tate no kai), asociación no armada compuesta por universitarios seguidores del ideario ultranacionalista de Mishima. En 1970, el escritor, con el apoyo de tres de sus miembros, ocuparon el cuartel general de las Fuerzas de Autodefensa de Japón en Tokio, y tras un discurso a los oficiales desde el balcón, practicaría el ritual del harakiri y se suicidaría con ayuda de sus colaboradores. 




La  entrevista de Hideo Kobayashi  se realizo en 1957- aunque curiosamente aparece la segunda en el libro -tras la publicación el año anterior de "El Pabellón de Oro" considerada por el entrevistador más como una oda poética que una novela al uso. Estaba inspirada en un suceso real: un pirómano prendió fuego al Pabellón de Oro de Kioto. En esta conversación, el entrevistador toma como punto de partida el libro de Mishima para tratar con éste diversos aspectos de la creación literaria: como la diferencia entre novela y oda poética, la belleza, las posibles influencias o evocaciones que provoca la lectura del libro en Kobayashi (Paul Valery, Dostoyevski, Balzac), la falta de descripción en la narrativa de Mishima, etc. Se trata por tanto de una entrevista en la que se evidencia una mayor complicidad entre entrevistador y entrevistado. 





Sin embargo, estas ÚLTIMAS PALABRAS DE YUKIO MISHIMA cobran mucho más sentido en la entrevista realizada por Takashi Furubayashi, ya que tuvo lugar días antes de su suicido ritual. Éste conocido crítico literario, se muestra durante la conversación opuesto a las ideas radicales de Mishima. Resulta la entrevista más extensa y más controvertida de las dos y en ella abordan temas diversos.

En primer lugar Mishima polemiza con Furubayashi, de manera amable y sin perder nunca la calma ni la sobriedad, sobre su ideario político y sus convicciones ultranacionalistas, a las que el entrevistador se oponía con contundencia. Para Mishima, la posguerra trajo consigo la degradación de la sociedad japonesa a través del auge del consumismo y el materialismo y, como consecuencia de lo anterior, la perdida de de las virtudes tradicionales como el honor o la familia. Sin embargo, para el entrevistador el final de la guerra supuso el fin de los gobiernos autoritarios y de la división en clases sociales; trajo consigo además la democratización del país a través de una Constitución, el aumento de las libertades civiles (la libertad de expresión, por ejemplo) y la promulgación de una necesaria y oportuna Reforma AgrariaSin embargo, Mishima no cejaba ni un ápice en su idea de la instauración de un Japón Medieval, ya que consideraba que el país estaba siendo fagotizado por la occidentalización y el aumento creciente de nuevas libertades sociales y políticas.





Sin embargo, ambos no sólo abordan el tema de posguerra sí o no. Por ejemplo, con respecto a su concepto de la creación artística, Mishima específica y subraya aquellos aspectos que consideraba fundamentales en la creación literaria, belleza-erotismo-muerte, en contraposición con la narrativa clásica japonesa o europea en la que importaba más la trama o el conflicto. En ese sentido, la obra de Mishima se desvela como un reflejo fidedigno de su pensamiento o su concepción del arte. En ocasiones, partía de anécdotas o sucesos reales a los que remodelaba para dotarles de su propia perspectiva o estilo. Por último, para Mishima la literatura no era algo separado de su vida, sino que ésta se complementaba directamente con su ideario político o su vida ascética. Letras y armas formarían así un todo armónico. En ese sentido, Furubayashi se muestra como admirador de su obra, aunque sin desdeñar la crítica ni la admiración incondicional de un fanático.

También Furubayashi y Mishima abordan temas políticos-sociales de actualidad en aquellos momentos:  la guerra del Vietnam, los pilotos kamikaze (nada que ver como lo representaban en el cine japonés), el amor libre (con el que Mishima se muestra a favor pero con matices), el feminismo (en opinión de Mishima culpable de la degradación de la familia tradicional), las revueltas universitarias, etc. ; así como la opinión de Mishima sobre algunos temas literarios: el escritor ruso Solzhenitsyn, galardonado con el Nobel, la  pronta defunción de la novela (según Mishima), sus influencias literarias más marcadas (Bataille, Nietzche) o la decadencia del teatro tradicional por culpa de actores mal preparados o mediocres.





Pero lo que otorga realmente un interés adicional a esta entrevista reside en que se evidencia como claramente profética sobre su posterior inmolación. Mishima expresa algunas afirmaciones que podría hacer pensar que ya planeaba su muerte:

"A mi parecer, vivir sin hacer nada, envejecer lentamente, es una agonía, es desgarrarse el propio cuerpo. Todo esto me ha llevado a pensar que como artista que soy debo tomar una decisión". 

Más adelante confesará que se siente como una mesa a la que han desaparecido las cuatro patas o que está agotado.




En definitiva, un libro de entrevistas muy clarificador sobre la controvertida y turbulenta personalidad de Mishima, escritor-artista, fiel a sus convicciones. Ambas entrevistas se centran no sólo en el ámbito de la creación literaria, sino que también profundizan en su ideario político. Pero en donde adquieren verdadero interés es cuando Mishima describe su particular y radical concepto sobre la existencia humana en la que arte y vida aparecen como conceptos inseparables y que se retroalimentaban uno del otro, formando un todo armónico que lo convertía en un hombre de acción.

JOSEPH B MACGREGOR


martes, 22 de diciembre de 2015

LOS HOMBRECITOS (1974-1976) de Seron & HAO / TOMO IV




OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

  La historia comienza en el pequeño pueblo de Rajevols. Una mañana, un joven investigador encuentra un trozo de meteorito, mientras pasea por el campo, que entrega a un amigo científico para que lo analice. Pero sucede que todo aquel que toca el meteorito, disminuye de tamaño hasta convertirse en un ser diminuto. También los que tocan o besen a un diminuto, sufren el mismo proceso de miniaturización, que se extiende por los habitantes de Rajevols como una epidemia. Finalmente, los hombrecitos construyen en el interior de unas cisternas abandonadas del castillo de Eslapión, una ciudad de corte futurista, en la que poder habitar y desarrollar su existencia diminuta. 

   Este es el punto de partida de una serie de historietas creadas en el año 1967 por el dibujante o historietista belga Pierre Seron , con el titulo de Les Petits Hommes. Fueron publicadas en la revista Spirou o en formato de álbum hasta el año 2010. Aunque algunas de las historias de estos "hombrecitos" aparecieron en nuestro país a finales de los años 70 y parte de los 80 en diversas publicaciones infantiles (Spirou-Ardilla, Fuera Borda), muchas de las aventuras de "Los Hombrecitos" no fueron publicadas en España. También algunas aventuras fueron recopiladas en un solo tomo por Ediciones B, aunque el título original de Les Petits Hommes fue traducido por Los Peques. 





   Seron llegó a publicar cincuenta historias de Les Petits Hommes, que fueron guionizadas hasta el año 1970 por Albert Desprechins y hasta el año 80 por Mittéï, que utilizaba el seudónimo de Hao. En los años posteriores, sería el propio Seron quien tomaría la dirección artística de la serie, ejerciendo las labores de guionista exclusivo. El estilo del historietista sigue la escuela de dibujo iniciada por Franquin, líder absoluto de la historieta de humor franco-belga, creador de personajes tan potentes y célebres como Spirou y Fantasio, Marsupilami o Tomás el Gafe, aunque la historia o los personajes pueden estar influenciados también por Los Pitufos (Les Schtroumpfs) creados por el dibujante belga Peyo. De hecho,en este tomo se incluye una historia en la que Pitufos y Hombrecitos comparten peripecia (Un viaje pitufal). 



   Dolmen Editorial ha publicado de nuevo la serie completa de estas historias, divididas en varios tomos. Hasta el momento, han editado cuatro tomos que recopilan las aventuras de "Los Hombrecitos" de manera cronológica. El cuarto tomo, del que hablamos en esta reseña, abarca los años 1974 al 76 e incluye las siguientes historias, algunas de ellas inéditas en nuestro país: El ojo del cíclope, Mosquito 417, La casa vacía, Un paseíto para dos (Guión de Cauvin), El Barco Fantasma, Un viaje pitufal, El terrorista en el tejado, La sombra del reflejo¡Estamos de fiesta!. Al comienzo de cada una de ellas, aparecen las dos portadas de la publicación: la de la Revista Spirou en la que se publicó por primera vez, y la del álbum ilustrado en la que aparecería posteriormente. 





  El protagonista estelar de casi todas las historias (excepto Un paseíto para dos) es Renaud, un  joven aviador que se ve enfrentado a diversas aventuras de acción, en las que hay un misterio que resolver o un conflicto que superar. En ese sentido, la comunidad de Los Hombrecitos no posee tanta entidad como en en tomos anteriores, centrados en narrar los avatares cotidianos de los habitantes de Eslapion. A mediados de los setenta, parece que Seron y sus guionistas optaran por historias centradas en el exterior, abandonando el co-protagonismo de otros personajes que poco a poco van perdiendo entidad o directamente desaparecen de escena. La narración mantiene muy bien el suspense, la acción posee un ritmo sincopado y perfecto y las tramas resultan bastante intrigantes. De igual modo, el fondo o ambientación de las viñetas está muy cuidado, consiguiendo algunos momentos espectaculares como la primera aparición del barco fantasma en la historieta homónima.



  Como colofón, esta estupenda edición incluye un anexo en el que aparecen textos, repletos de curiosidades, sobre la serie en cuestión. Un lujazo.

JOSEPH B MACGREGOR