jueves, 20 de octubre de 2016

LA GUERRA CIVIL Y LA TERCERA ESPAÑA de JOAQUÍN RIERA.


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

   Con el surgimiento de nuevos partidos políticos de gran aceptación popular en la vida política de nuestro país, parece que se empiezan a escuchar voces que ponen en cuestión la pervivencia del bi-partidismo, opción tradicional de acceso al poder en nuestro país y que pocos habían puesto en solfa hasta este momento. Semejante inercia, que ya aburre un poco, basada en la alternancia política como única opción para conseguir la estabilidad del país, se sustenta en la presunta coexistencia de Dos Españas irreconciliables; trasnochada (y falsa) contingencia descrita por primera vez , de manera indirecta, por el escritor Benito Pérez Galdós en su novela "Doña Perfecta", y posteriormente con mayor detalle en uno de sus <<Episodios Nacionales>>, más concretamente en aquel que se centraba en la figura de "Cánovas". Este concepto dual de España sería defendido a ultranza posteriormente por entusiastas acérrimos de la pervivencia de Dos Españas opuestas y enfrentadas, siempre en eterna rivalidad, como Francisco Moreno Gómez (1946) y Francisco Espinosa Maestre (2014). 




  Por eso, cuando parecía imposible plantear otra alternativa diferente, aparece, como rescatada del silencio y del olvido  por parte de algunos especialistas y estudiosos del tema, y a raíz de la nueva realidad política española, el concepto de Tercera España, término acuñado por primera vez por el ex-presidente de la II República Niceto Alcalá-Zamora en 1937 y desarrollado posteriormente por otros autores o periodistas como Chaves NogalesPedro Corral o Andrés Trapiello. Estos consideraban a la Tercera España como la auténtica derrotada en la contienda, la que más sufrió la represión y el castigo debido a su actitud inconformista y rebelde con lo que estaba pasando. Por el contrario, Francisco Moreno considera la Tercera España como un "invento novedoso y ridículo" promovido por la Segunda España a principios del siglo XXI, llegando a calificar a esta España de "timorata, tibia, en realidad egoísta, un tanto traidora..."




   Sin embargo, para Joaquín Riera (autor de "La Guerra Civil y La Tercera España")  y otros defensores de esta novedosa visión de España, ésta englobaría a aquellos españoles y españolas que, durante el conflicto bélico, no se identificaron ni se sentían representados con ninguno de los bandos en contingencia; una amplia población neutral y apolítica, con frecuencia víctima por partida doble de los desmanes, injusticias y abusos tanto del lado Nacional como del Republicano; nada que ver con la cobardía, la apatía ni con la ambigüedad. Como bien afirmaba Chaves Nogales, esta actitud contraría a la guerra de la Tercera España, de la cual se sentía que formaba parte, fue más bien una actitud valiente ya que esta España objetora y desertora "quiso permitirse el gusto de de no tener ninguna solidaridad con los asesinos" de uno y otro bando.




   Protagonista esencial de la intrahistoria, la Tercera España encuentra su mejor representación en el gran número de españoles que se negaron a alistarse en ninguno de los dos ejércitos en contienda durante la Guerra Civil; una amplia mayoría  -muchos de ellos grandes pensadores o intelectuales que huyeron al exilio por no sentirse cómodos en ninguna de las Dos Españas - que no estaban dispuestos a dar su vida por ninguna de las dos ideologías en liza: 2,5 millones de opositores que desertaron, se exiliaron o ni siquiera se alistaron en ninguno de los dos bandos enfrentados y que contrastan con los 1,3 millones de españoles que lucharon en el lado republicano y los 1,2 que se unieron al franquista. 



   Así, Riera considera las dos tendencias enfrentadas  como "minorías radicales", que fueron las responsables de una Guerra Civil genocida, - y campo experimental de las potencias europeas para ensayar la Segunda Guerra Mundial -, sin tener en cuenta la opinión de esta <<Tercera España>>, mucho más mayoritaria de lo que sospechaban los instigadores del conflicto bélico. Guerra presuntamente Civil al que esta España silenciada, ignorada y obviada por los poderosos, se oponía por completo por no sentirse representada por ninguna de las dos Españas Oficiales, cuyos líderes se consideraban erróneamente (todavía hoy se consideran) los únicos representantes validos para regir los destinos del país.



José Perelló Torrens

  Para reforzar sus tesis, y como complemento a lo anteriormente expuesto, Riera dedica la segunda parte del ensayo a José Perelló Torrens (1885-1955) alcalde de la población de Tormos (Alicante), personalidad ejemplar, perfecto representante de la Tercera España, a pesar de que ejerció como alcalde republicano durante la Guerra Civil Española "no delató a aquellos mozos tormenses en edad militar que se habían escondido para no ir al frente (emboscados)" y protegió a sacerdotes, frailes y religiosas para evitar que fueran capturados y ajusticiados cruelmente por los cenetistas y faístas. La sorprendente peripecia de Perelló, así como su talante liberal, democrático y neutral, que le llevó a ser encarcelado y procesado tras la contienda (por algunos de los fascistas o falangistas que había salvado y protegido durante la Guerra), le sirve al autor para "constatar que en la Guerra Civil Española el esquema <<rojos>> contra <<azules>>  aplicado al grueso de la población es una grandísima falacia."

JOSEPH B MACGREGOR


sábado, 15 de octubre de 2016

DOCTOR WHO, EL LOCO DE LA CABINA: THE GOLDEN YEARS de Doc Pastor


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

  "Doctor Who, El Loco de la Cabina: The Golden Years" puede servir de perfecto complemento a "Doctor Who, El Loco de la Cabina: La Nueva Era de la Máquina" - el otro estudio sobre el <<Dr. Who>> del año 2000 (es decir, centrado en los cuatro últimos doctores), firmado también por Doc Pastor-, y al magnífico y completísimo <<Especial 50 Aniversario>> , dedicado a este inefable Viajero del Tiempo publicado por la revista Scifiworld en noviembre del 2013. 





  En esta nueva publicación, el periodista Doc Pastor se centra en la época dorada de la serie: es decir, el periodo que abarca desde el año 1963 hasta su cancelación (provisional) al final de la década de los 80 (más la realización de un episodio piloto en los 90, que se quedó sólo en intentona de reiniciar la serie, y se quedó finalmente en una única película) -; provisional porque en el año 2005 el personaje sería resucitado con gran éxito por los siempre geniales Russel T Davies y Steve Moffat (responsable del nuevo <<Sherlock>>), iniciándose entonces una nueva era dorada del serial, desarrollada con gran detalle y de manera exhaustiva y brillante por Pastor en el libro anterior (aunque en éste texto el autor le dedique al <<Dr. Who>> moderno un breve  e interesante capítulo). 



Steve Moffat

  El texto de Pastor - reedición revisada y ampliada de una serie de artículos sobre el personaje, publicados originalmente en el libro "Los sesenta no pasan de moda", firmado también por este autor - es ágil, claro, sencillo y accesible por lo que puede ser  leído y asimilado con gran interés y eficacia, incluso por los neófitos en el asunto. 

   Así, se nos aporta muchísima información sobre la evolución de la serie - desde un primer enfoque infantil y naif de los primeros 60 hasta la oscuridad de finales de los 80 - ; los diferentes doctores - no sólo sobre sus características psicológicas o físicas sino que también describe los diversos look de cada una de sus regeneraciones -; fieles acompañantes o colaboradores durante sus peculiares travesías y locas odiseas; enemigos o villanos más recordados por los fans; los especiales que reunían a varias regeneraciones del Doctor, <<spin-off>> ( o series derivadas de la principal)  y películas independientes inspiradas en el serial o en sus personajes.





   Se agradece, sobre todo, que no sea un texto de opinión o crítico sino que prime básica y esencialmente lo divulgativo - más un jugoso anecdotario (apoyado además por un clarificador glosario de términos)-, por delante de la apreciación personal  o el análisis sesudo.  En ese sentido, lo mejor es la amenidad con la que expone, capítulo a capítulo, la historia de la que es considerada ya como la serie más longeva de la televisión mundial.

JOSEPH B MACGREGOR

domingo, 9 de octubre de 2016

GALERÍA DE ASESINOS SIN ALMA (La Estirpe de Caín) de José Manuel Frías


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

  Muy completa y más que interesante esta antología criminalista englobada bajo el título "Galería de Asesinos Sin Alma (La Estirpe de Caín)" y firmada por José Manuel Frías, periodista de investigación que ha ejercido además como presentador, reportero, guionista, asesor o corresponsal de diferentes medios de comunicación de radio y televisión a nivel internacional. Ha publicado sus artículos de investigación en las revistas <<Más Allá>>, <<Año/Cero>>, <<Sexologies>> y <<Sensuality>>.




  La cualidad más sobresaliente de esta selección criminal es que no se centra sólo en asesinos en serie o psicokillers, sino que la perspectiva es mucho amplia. Aparecen además reyes del narcotráfico como Pablo Escobar, el capo de Medellín, y Joaquín Gúzmán, el capo de Sinaloa, con un amplio listado de homicidios en su currículo; francotiradores como James Earl que atentó contra Martin Luther King en Menphis o David Chapman que acabó con la vida de John Lennon; responsables de cruentas matanzas como las perpetradas por Cho Seung-Hui, el inadaptado de Virginia Tech, Martin Bryant, el tirador de Port Arthur o Anders Behring, el tirador de Utoya; personalidades sádicas como la de John KetchEl Verdugo Cruel o de aquellos que mataron por venganza o de manera inesperada o casual como John List, el parricida religioso o Catherine Hayes, la arpía inglesa. Sin olvidar, por supuesto, la crónica negra española de los últimos años: las niñas de Alcásser (Antonio Anglés, el asesino desaparecido), Rocío Wannikhoft (Tony King, el estrangulador de Holloway) o los pequeños de Córdoba (José Bretón, el parricida de Córdoba), aportando datos verdaderamente reveladores de cada caso.




30 semblanzas de célebres asesinos que se remontan desde el siglo XVII (John KetchEl Verdugo Cruel) hasta el año 2000 (José RabadánEl Asesino de la Katana) que se caracterizan por su claridad, amenidad y, por supuesto, por el apasionante caudal de información y anécdotas que nos aporta sobre cada caso. 

JOSEPH B MACGREGOR

sábado, 8 de octubre de 2016

GROUñIDOS EN EL DESIERTO 1979-1980 de Ventura & Nieto


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


  Bienvenidos al maravilloso mundo de Julius, trasunto ochentero e ibérico del siempre genial Groucho Marx. Creado por un tándem perfecto - Ventura (Enrique, guionista) & Nieto (Miguel Ángel, dibujante) -, sus ingeniosas y sorprendentes aventuras, narradas en una única página y en blanco y negro, han sido publicadas desde finales de los 70 en  el semanario humorístico "El Jueves". 

  GROUñIDOS EN EL DESIERTO 1979-1980 de Ventura & Nieto reúne, por tanto, las primeras peripecias de este peculiar personaje; surrealistas mini-aventuras que me evocan en gran parte el universo onírico y mágico creado por Alfons Figueras para los tebeos de Bruguera. El personaje de Julius posee puntos de contacto con el entrañable Topolino o con el dúo de científicos Aspirino y Colondión, las creaciones más recordadas y celebradas del genial historietista catalán.



  Aunque Julius posee la apariencia de Groucho, Ventura & Nieto crean un personaje que, aunque presenta algunos puntos en común con quien fuera Presidente de Freedonia o un abogado apellidado Triquiñuelas, evidencia la personalidad de un pícaro castizo y muy español. Con frecuencia, el principal objetivo de éste en muchas de sus historietas es ligar con una tía buena; inútil aspiración que siempre queda frustrada por un desenlace sorprendente o insospechado.



   En otras, se juega con el propio lenguaje del cómic, rompiendo la estructura tradicional, cerrada e inamovible de las viñetas; en algunas de ellas, Ventura & Nieto intervienen en la acción, adoptando el rol de malvados demiurgos que manejan traviesamente el desarrollo de la historia; o finalmente, en muchas de ellas, se trastoca caprichosamente la verosimilitud o la coherencia de la peripecia en busca de un desenlace sorpresivo o inesperado. Sea como sea, el resultado resulta siempre hilarante y eficaz.




  Por lo tanto, GROUñIDOS EN EL DESIERTO 1979-1980 de Ventura & Nieto resulta una excelente invitación para introducirnos en el extraordinario mundo de Julius, un caradura maravilloso, siempre optimista, con el que es fácil empatizar desde la primera historieta. Cada <<GROUñido>> de Julius es una celebración de la vida, de la alegría de vivir, de encarar el día a día con optimismo pero sin dar de lado la picaresca, la locura y el ingenio, imprescindibles para sobrevivir cotidianamente.

JOSEPH B MACGREGOR