martes, 22 de diciembre de 2015

LOS HOMBRECITOS (1974-1976) de Seron & HAO / TOMO IV




OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

  La historia comienza en el pequeño pueblo de Rajevols. Una mañana, un joven investigador encuentra un trozo de meteorito, mientras pasea por el campo, que entrega a un amigo científico para que lo analice. Pero sucede que todo aquel que toca el meteorito, disminuye de tamaño hasta convertirse en un ser diminuto. También los que tocan o besen a un diminuto, sufren el mismo proceso de miniaturización, que se extiende por los habitantes de Rajevols como una epidemia. Finalmente, los hombrecitos construyen en el interior de unas cisternas abandonadas del castillo de Eslapión, una ciudad de corte futurista, en la que poder habitar y desarrollar su existencia diminuta. 

   Este es el punto de partida de una serie de historietas creadas en el año 1967 por el dibujante o historietista belga Pierre Seron , con el titulo de Les Petits Hommes. Fueron publicadas en la revista Spirou o en formato de álbum hasta el año 2010. Aunque algunas de las historias de estos "hombrecitos" aparecieron en nuestro país a finales de los años 70 y parte de los 80 en diversas publicaciones infantiles (Spirou-Ardilla, Fuera Borda), muchas de las aventuras de "Los Hombrecitos" no fueron publicadas en España. También algunas aventuras fueron recopiladas en un solo tomo por Ediciones B, aunque el título original de Les Petits Hommes fue traducido por Los Peques. 





   Seron llegó a publicar cincuenta historias de Les Petits Hommes, que fueron guionizadas hasta el año 1970 por Albert Desprechins y hasta el año 80 por Mittéï, que utilizaba el seudónimo de Hao. En los años posteriores, sería el propio Seron quien tomaría la dirección artística de la serie, ejerciendo las labores de guionista exclusivo. El estilo del historietista sigue la escuela de dibujo iniciada por Franquin, líder absoluto de la historieta de humor franco-belga, creador de personajes tan potentes y célebres como Spirou y Fantasio, Marsupilami o Tomás el Gafe, aunque la historia o los personajes pueden estar influenciados también por Los Pitufos (Les Schtroumpfs) creados por el dibujante belga Peyo. De hecho,en este tomo se incluye una historia en la que Pitufos y Hombrecitos comparten peripecia (Un viaje pitufal). 



   Dolmen Editorial ha publicado de nuevo la serie completa de estas historias, divididas en varios tomos. Hasta el momento, han editado cuatro tomos que recopilan las aventuras de "Los Hombrecitos" de manera cronológica. El cuarto tomo, del que hablamos en esta reseña, abarca los años 1974 al 76 e incluye las siguientes historias, algunas de ellas inéditas en nuestro país: El ojo del cíclope, Mosquito 417, La casa vacía, Un paseíto para dos (Guión de Cauvin), El Barco Fantasma, Un viaje pitufal, El terrorista en el tejado, La sombra del reflejo¡Estamos de fiesta!. Al comienzo de cada una de ellas, aparecen las dos portadas de la publicación: la de la Revista Spirou en la que se publicó por primera vez, y la del álbum ilustrado en la que aparecería posteriormente. 





  El protagonista estelar de casi todas las historias (excepto Un paseíto para dos) es Renaud, un  joven aviador que se ve enfrentado a diversas aventuras de acción, en las que hay un misterio que resolver o un conflicto que superar. En ese sentido, la comunidad de Los Hombrecitos no posee tanta entidad como en en tomos anteriores, centrados en narrar los avatares cotidianos de los habitantes de Eslapion. A mediados de los setenta, parece que Seron y sus guionistas optaran por historias centradas en el exterior, abandonando el co-protagonismo de otros personajes que poco a poco van perdiendo entidad o directamente desaparecen de escena. La narración mantiene muy bien el suspense, la acción posee un ritmo sincopado y perfecto y las tramas resultan bastante intrigantes. De igual modo, el fondo o ambientación de las viñetas está muy cuidado, consiguiendo algunos momentos espectaculares como la primera aparición del barco fantasma en la historieta homónima.



  Como colofón, esta estupenda edición incluye un anexo en el que aparecen textos, repletos de curiosidades, sobre la serie en cuestión. Un lujazo.

JOSEPH B MACGREGOR


No hay comentarios:

Publicar un comentario