viernes, 13 de julio de 2012

EL BUEN LIBRO: UNA BIBLIA HUMANISTA



Ficha de Planeta de Libros - Ariel Editorial

Opinión de Joseph B Macgregor

El Buen Libro de A. C. Crayling se nos ofrece como una Biblia de corte humanista en oposición a la Biblia tradicional judeo-cristiana. Imita de ésta, la división en grandes libros cuyos textos se subdividen a su vez en versículos numerados y la narración en tono poético y sencillo ,es decir, su vocación de hacer reflexionar al "creyente" y guiarle en su camino. Pero en El Buen Libro las temáticas de estos son diferentes, no existe presencia de Dios alguna ni los sucesos son causados por su acción. 

En la narración del Génesis, por ejemplo, el creacionismo original deja paso al evolucionismo así como a las diversas teorías sobre el origen del universo en la que están presentes la causalidad y todo es producto de un mecanismo perfecto en lo que cada cosa está conectada una con otra y surge de un fluir continuo y constante. Sin embargo, la narración se presenta en un tono poético y sencillo, que huye del didactismo o de la aridez cientificista, expuesto como un hermoso cuento que nos hace vibrar y sentir de pura belleza. En el Génesis de El Buen Libro, el árbol de la Ciencia  y la manzana no son el origen de pecado y de la condena eterna del hombre sino de La Ley de la Gravitación Universal que explica en gran parte el origen del Universo y porque existimos, A través del pensamiento y la reflexión nos hacemos libres no esclavos ni pecadores.

Los libros referentes que tienen que ver con el judaísmo y su historia (Éxodo, Jueces, etc.) así como los relacionados con sus diversos códigos legislativos (Levítico, Deuteronomio, etc.) e incluso los más poéticos (Salmos, El cantar de los Cantares, etc.) se eliminan o son sustituidos por otros de título similar pero de vocación más universal. De igual modo, no hay referencia alguna a los textos del Nuevo Testamento ni se considera a Jesucristo como un pensador cuyas reflexiones, parábolas o consejos sean dignos de ser reseñados. En ellos están presentes textos o reflexiones que proceden de varios de cientos de autores de Oriente y Occidente (historiadores clásicos, filósofos, científicos, legisladores, pensadores, escritores, etc.) así como de colecciones  y textos anónimos. De la larga lista de autores presentes en cada uno de los libros contenidos: Aristóteles, Plutarco, Cicerón, Lucrecio, Séneca, Confuncio, Newton, Voltaire, Locke, Mencio o Hazif. 

El objetivo: elaborar una Biblia Laica en la que estén presentes los hechos históricos más trascendentales de la Humanidad, las principales teorías científicas que explican su desarrollo y evolución, los hallazgos más sobresalientes en relación al pensamiento filosófico así como todos aquellos textos que tienen un marcado carácter moral o ético y puede hacernos mejores personas sin necesidad de recibir un castigo divino sí nos los cumplimos y que fueron formulados por pensadores laicos tanto de Occidente como de Oriente. Aunque no tengo reparo alguno en declararme no creyente, sí por educación y en mi formación estuvieron muy presentes la Biblia tradicional y sobre todo los cuatro evangelios. Por ese motivo, considero un error eliminar cualquier rastro de las palabras de Cristo ya que sí se incluyen referencias a Confucio o a otros tipos de doctrinas orientales; pienso que despojadas de su conexión con el cristianismo o la religiosidad el que nos amemos los unos a los otros o algunas de las conclusiones éticas y morales que podemos extraer de sus parábolas (que en El Buen Libro son sustituidas por relatos a modo de fábula de autores clásicos) sí que podían haberse visto reflejadas en el texto.

Pese a todo, el resultado final es, desde mi punto de vista, muy interesante y sobre todo de una gran belleza formal consiguiendo, eso sí, un libro de esos que uno puede abrir al azar por cualquier página y que siempre nos dirá algo que nos tocará en lo más profundo o nos motivará a la reflexión y lo hará con sencillez y claridad, sin necesidad de largos parlamentos o aburridas exposiciones sino mediante un sentido de la poética muy especial ante la que no podemos mantenernos indiferentes.

JOSEPH B MACGREGOR


el-buen-libro_9788434400276.jpg
El buen libro es una obra ambiciosa, escrita por un sabio con la intención de recopilar todo el conocimiento humanista de la historia en un solo volumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario