sábado, 7 de julio de 2012

Azulín Azulado


Más información en Thule Ediciones

Opinión de Joseph B Macgregor

Es verdad que a veces la soledad permite que descuidemos el jardín de nuestra casa, permitiendo que crezcan hierbajos y enredaderas que nos impiden ver el exterior o el paisaje que nos rodea y que en ocasiones a uno no le queda más remedio que mantener conversaciones con su propia sombra. 

Pero no menos cierto es que a veces las palabras Compañía, Alegría y Simpatía llaman a nuestra puerta y es aconsejable y beneficioso dejarlas pasar, que se acomoden en el lugar más confortable y más cómodo. De igual modo, el arte, cualquier disciplina artística (música, poesía, novela, pintura, etc.) puede ayudarnos a salir de nosotros mismos y servir de desahogo, de apoyo o de respiro.

Una vez que la Compañía, la Alegría y la Simpatía se han acostumbrado a formar parte de nuestra vida es momento de volver a cuidar nuestro jardín, arrancar las malas hierbas que nos impedían que la luz del sol iluminará nuestras ventanas y comunicarnos con el exterior, disfrutar del paisaje, sentirnos vivos y felices de estarlo.

Pues de todo esto nos habla Azulín Azulado,  este bonito álbum ilustrado, realizado por Raquel Díaz Reguera tanto en lo que se refiere al texto como a las ilustraciones. El esquema de la narración es la de aquellos cuentos clásicos - como La Ratita Presumida, por ejemplo - que funcionan por repetición y por acumulación de personajes. Hay un estribillo que se repite al final de cada capítulo a modo de canción y es un texto sencillo, ameno, ágil y profundo que puede gustar a niños /as y a mayores tanto por lo que cuenta como por las hermosas imágenes que acompañan y apoyan la historia. 

Pura artesanía.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario