lunes, 4 de febrero de 2013

LA VIDA IMAGINARIA de MARA TORRES



FICHA TÉCNICA DE PLANETA DE LIBROS

Finalista Premio Planeta 2012

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


La Vida Imaginaria me ha gustado porque es una historia sencilla aunque poco original (es cierto), narrada con agilidad, y que presenta a un personaje, en torno al cuál gira toda la trama, y con quien inevitablemente me he sentido identificado desde prácticamente las primeras páginas. 

Nata y yo somos del mismo planeta; personas con imaginación que encuentran en la ensoñación o en la fantasía un modo de evasión, un refugio para poder sobrevivir a una realidad fea, cutre o dolorosa; viviendo como flotando en una enorme burbuja que, con frecuencia, se traduce en una boba felicidad de la que resulta complicado desprenderse. En el caso de Nata, sus fantasías son una forma de expresión de sus sentimientos más profundos pero también sus miedos, dudas o inquietudes. De igual modo, las conversaciones imaginarias que mantiene con su ex hacen patente la lucha interior que mantiene consigo misma: por un lado, desea olvidarse de Berto para siempre, pero por otro, se resiste a perder la esperanza de que todo vuelva a ser como antes de la ruptura. Uno de los puntos fuertes y más divertidos de la novela son precisamente estos, cuando la autora opta por describir la fantasías que conforman esa vida imaginaria. Quizá lectores más prácticos y realistas no lleguen a empatizar con ella como lo he hecho yo, pero estoy seguro de que sí consiguen conectar no podrán parar de leer.

Otro aspecto con el que me he sentido bastante reflejado es cuando Nata expresa sus sentimientos hacia Mauro, el nuevo hombre que entra en su vida y por el comienza a sentir algo: la inquietud que puede provocar un WhatsApp o un sms no respondido al instante, las diversas interpretaciones que se puede dar a un mensaje o un e-mail en el que cada palabra parece que tiene un significado o un porqué, las dudas o vacilaciones sobre sí se está actuando correctamente o no, la tentación de echarse atrás conviviendo con el deseo de seguir adelante. Mara Torres consigue un grado de autenticidad importante, mostrando a su personaje al desnudo, con todas sus contradicciones, cobardías y dudas sin un atisbo de cursilería o ñoñez. La autora acierta plenamente en el dibujo de una mujer romántica y sentimental que nos divierte pero de la que también nos compadecemos porque en realidad muchos hemos sido  y hemos actuado como ella (o incluso mucho peor).

Decía al comienzo de la reseña que no se trata de una historia demasiado original: la historia de una mujer que ha roto con su pareja y que intenta rehacer su vida no resulta nueva y está demasiado manida. Sin embargo, el tratamiento que Mara Torres hace del tema si me parece  eficaz ya que acierta de pleno con el personaje principal que considero el principal aliciente de la novela por las razones antes apuntadas.

En líneas generales, Mara Torres me parece una narradora correcta que emplea un estilo simple, nada descriptivo, con un uso eficaz del diálogo en el que prima la naturalidad y lo cotidiano. Por otro lado, creo que las intenciones de la autora no eran otras que escribir una novela agradable, fácil de leer, entretenida y de evasión; una historia para pasar un buen rato, objetivo cumplido que encuentra su punto fuerte en las reflexiones y ensoñaciones sentimentales de la protagonista mientras que otros aspectos más sociológicos o coyunturales resultan, desde mi punto de vista, más accesorios o prescindibles. 

JOSEPH  B MACGREGOR


8 comentarios:

  1. A mi también me gustó la novela y me parece todo un acierto el que digas que Nata y tu sois del mismo planeta, porque a veces los personajes son tan estereotipados que parecen de otro ¿verdad?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, cuando hacía referencia a que Nata y yo somos del mismo planeta quería decir que ambos encontramos en la fantasía o la imaginación un modo de escapar, una salida o una evasión.
    Lo de los personajes estereotipados, creo que sí... son personajes típicos de la novela romántica pero pienso también que son precisamente esos momentos oníricos o imaginados por Nata los que salvan a la novela de la vulgaridad o del lugar común.

    Un beso y gracias por tu visita. Me encantan.

    ResponderEliminar
  3. A mi el libro em ha encantado, lo unico es que no he entendido del todo el final, podrias aclararmelo porfabor, gracias :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo también he leido este libro y me ha encantado por varias d elas razones que anteriormente has dado, lo único es que no he entendido del todo el final (Mauro, el pruno está en flor) podrias aclararmelo? Gracias :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Naomi! Qué tal? Yo creo que al final Nata
    consigue superar su ruptura con Beto e iniciar una nueva historia con Mauro superando sus miedos.
    Gracias x tu visita!

    ResponderEliminar
  6. El pruno es un cerezo en flor q simboliza la primavera...es decir que Nata renace de las cenizas y recupera la esperanza.

    ResponderEliminar
  7. es un libro magnífico. pensé lo mismo que nata renacía al nuevo amor con mauro con esperanzas nuevas. felicidades a ka escritora; leer este libro significa trasladarse al mundo imaginario de nata ; con sus vestimentas ; lugares; amigos y situaciones. felicidades maria torres.

    ResponderEliminar
  8. magnífico libro; nostraslada al mundo mágico de nata; donde al final ella se llena de esperanzas a un nuevo amor . pues mauro la llena completamente en todos los sentidos. felicidades a la gran escritora mara torres . os recomiendo es buenísimo.

    ResponderEliminar