domingo, 19 de junio de 2016

EL DESORDEN QUE DEJAS de CARLOS MONTERO



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


"El desorden que dejas"(Premio Primavera de Novela 2016) es una novela de misterio de corte clásico, que transcurre en tierras gallegas; concretamente en la pequeña localidad imaginaria de Novariz, cercana a la frontera portuguesa. La protagonista de la historia es Raquel, una profesora interina que se traslada, junto a su marido, a este pueblo para cubrir una baja en el instituto del municipio gallego. Sin embargo, la presencia de Viruca, la profesora suicida a la que sustituye, planea por toda la novela, tal como sucedía en "Rebeca" de Daphne Du Maurier (y en el film homónimo de Alfred Hitchcock) con la Señora de Winter, o con la pareja de mayordomos de "Otra Vuelta de Tuerca" de Henry James. como un personaje más, co-protagonista estelar de la historia. 

El recibimiento de algunos de tres de sus alumnos - Iago, Roi y Nerea - tampoco resulta del todo agradable para Raquel, sino que la tratan de manera agresiva, con inquietante hostilidad. Posteriormente, su cuenta de Facebook es hackeada, recibe notas intimidatorias e incluso amenazas de muerte. Se produce por tanto un acoso y derribo - un atroz ciberbullying -  a la nueva profesora de Lengua y Literatura. Impulsada por esta angustiosa situación, Raquel indagará sobre las posibles causas de la muerte de Viruca,ya que piensa que ésta debió de pasar por una experiencia similar. Poco a poco, irá descubriendo los secretos de ésta pero también en el peligroso jardín en el que se está metiendo. Como bien afirma Carlos Montero, El Desorden Que Dejas es <<una novela negra sin detective>>, pero también la crónica de una mujer valiente, que se intenta escapar de la tela de araña en la que paulatinamente va quedando atrapada.  

El autor opta por alternar dos voces narrativas: por un lado, la voz de Raquel que describe aquellos sucesos de los cuáles es testigo o que protagoniza; por otro, una narración en tercera persona, que se centra en aquellos acontecimientos en los que la profesora no está presente, por ejemplo: los protagonizados por los tres chicos o por Mauro, el ex-viudo de la suicida. Esto permite que el lector conozca más detalles de la historia que Raquel, aunque sin caer nunca en el spoiler, lo cual facilita la participación "detectivesca" del lector. 

El ambiente gallego sirve básicamente para acercarse al tema de la crisis económica y el paro, principales lacras de Novariz, producidas por el cierre de la fábrica de  embutidos de los Acebedo, principal sustento de los trabajadores del municipio gallego. También se hace una breve alusión a la población judeo-gallega que convive con la autóctona, un tema poco tratado en la literatura de nuestro país. Otro tema, adyacente al anterior, es el de la privacidad; como muchas personas tienen toda su vida privada expuesta en redes sociales, o en la nube, con el peligro que todo esta información íntima y personal pueda ser utilizada - tal y como le sucede a Raquel - para acosar o chantajear a la persona implicada.

Carlos Montero, que ha trabajado como guionista de televisión en series tan celebradas como "El Tiempo entre Costuras" y "El Comisario"nos ofrece una narración ágil en la que evidencia un buen manejo del suspense y de la narrativa visual, lo que se traduce en una eficaz novela de puro entretenimiento. Consigue crear un clímax cada vez más asfixiante y angustioso; un escenario claustrofóbico en el cual se mueve Raquel cada vez más impotente y asustada; sensaciones angustiosas que se  trasmiten con total intensidad al lector. Esta cualidad se va acrecentando conforme nos vamos acercando al meollo de la cuestión, logrando momentos verdaderamente potentes, intensos y muy emocionantes. "El Desorden que dejas" es de esas novelas que consiguen ponerte verdaderamente nervioso, - a pesar de que con frecuencia muchas situaciones (o soluciones) rocen la inverosimilitud -  sobre todo en los capítulos finales, cuando Raquel se nos muestra completamente atrapada en un "maldito embrollo", del que presuponemos difícilmente podrá salir indemne. 

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario