domingo, 24 de abril de 2016

PISAR CIENO de Rocío Hernández Triano



Pisar cieno 

En la luz,
en las mañanas tibias,
en la infancia más pura,
en la inocencia leve de la vida,
en la matriz pequeña de la niña que he sido

hube de pisar cieno

en medio de una playa,
en medio de la playa que fue mar y era río.

La esponja cenagosa bajo los pies pequeños,
la oscura levadura de la tierra,
la verde encarnadura de la podre,
el barro intuitivo. 

Rocío Hernández Triano


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Pisar Cieno (XXXIV de Poesía Ciudad de Badajoz), excelente poemario firmado por la sevillana Rocío Hernández Triano, podría haberse titulado como aquel film británico del año 1965, dirigido por Tony Richardson, "Los Seres Queridos"; porque estos son los protagonistas de muchos de sus poemas: aquellos que se fueron y ya no están, aunque su estela todavía permanece en nuestros corazones y en nuestra memoria. 

Dividida en tres partes: <<Libro de Familia>>, <<Carnet de Identidad>> y <<Otros Documentos>>, se nos ofrecen poemas de corte clásico y constumbrista, que funcionan como fotos antiguas, de colores desvaídos, en la que aparecen retratadas momentos cruciales de la vida de la poetisa, en un entorno rural, sin mar pero con río, junto a su padre y su madre, cuando era niña, adolescente, adulta... ; o se nos describen a esos seres queridos que marcaron su vida (familiares, amigos o compañeros de la infancia o de generación); sin olvidar (en la última parte del poemario) algunos apuntes sobre aquellos niños que vivimos la transición española, - periodo de la historia reciente española que ahora se nos antoja a algunos como demasiado mitificado - cuando todavía quedaban algunos resquicios del de aquella educación represora, de catolicismo, radical y agresiva , del franquismo en las escuelas; una generación que padecimos los últimos coletazos de la dictadura y los primeros años de una libertad que, en ocasiones, nos superaba y nos dejaba anonadados o sin saber como medir o controlar.




Rocío Hernández Triano

Pisar El Cieno es un poemario de un marcado carácter autobiográfico, en el que la autora narra en forma poética y en primer persona también sus sentimientos ante aquellos trágicos y triste avatares con que con frecuencia a todos nos golpea la vida: la enfermedad incurable de una madre, el fallecimiento de un tía que ha sido como una segunda madre, el alzheimer, el triste destino de algunos compañeros de generación, sus propias vivencias de niña, o el recuerdo de aquellos escenarios o acontecimientos que la marcaron, ya sea para bien o para mal, toda la vida. 

Memoria, melancolía, nostalgia, cariño y muerte se entremezclan y combinan en un hermoso cóctel de sentimientos a flor de piel, en carne viva, en una serie de poemas sencillos pero de cuidadosa elaboración, expresados con autenticidad y con los que resulta muy fácil reconocerse o sentirse identificado.

JOSEPH B MACGREGOR








No hay comentarios:

Publicar un comentario