lunes, 6 de julio de 2015

VIOLET Y FINCH de Jennifer Niven



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Ni Violet ni Finch resultan ser vulgares y corrientes, sino que son considerados como bichos raros por el resto de estudiantes del instituto. Se nos muestran además como un par de adolescentes atormentados por una serie de problemas personales - la separación de sus padres en el caso de Finch, la muerte de su hermana mayor en un accidente de coche en el de Violet - que encuentran el complemento esencial el uno en el otro. Cada uno da salida a su angustia vital de manera diferente: Violet es una chica introvertida, atormentada, que no sabe como superar el sentimiento de culpabilidad y ausencia que experimenta cada dìa y con muchos miedos (por ejemplo, a montar en coche) que refleja en su diario personal y Finch resulta un chico extravagante y complicado, con tendencias suicidas y personalidad bi-polar, que juega como evasión a inventarse distintas personalidades pero con unas ganas enormes de conocer e investigar, con muchas inquietudes y muy valiente y osado. 

Jennifer Niven nos ofrece una historia que sin la mirada juvenil que el texto te exige puede resultar pueril e intrascendente, ingenuo e incluso un tanto ñoño en según que temas (los sexuales básicamente). De hecho, estoy completamente seguro de que sí hubiera leído este libro cuando tenía catorce o quince años me habría encantado y lo habría disfrutado muchísimo, ya que se trata de una historia centrada en las entretenidas peripecias de la pareja protagonista. Además, reflejan bastante bien, a través de sus diarios personales, las típicas inquietudes de cualquier adolescente introvertido, ingenuo o tímido, por lo que pienso que muchos jóvenes lectores podrán sentir un inmediata empatía con ellos.  Finch se nos describe como una suerte de <<Tom Sawyer>> moderno, siempre ideando nuevas "aventuras" que compartir con su chica, y Violet aparece como una muchacha con un mundo interior muy bonito, llena de dudas, miedos y contradicciones que su relación con Finch le ayuda a superar y vencer. Aparte, ambos cuentan con la negativa de sus respectivos padres para que sigan saliendo juntos, lo que aumenta quizá la simpatía de los jóvenes lectores con los protagonistas, que como una especie de nuevos <<Romeo y Julieta>>  están dispuestos a superar cualquier traba o dificultad que les impida estar juntos. Pero que nadie se engañe, no se trata de una<< novelita rosa>>, sino que nos enfrentamos con una historia profundamente trágica y triste, que se torna cada vez más sombría conforme nos acercamos al desenlace... y hasta aquí puedo leer.

Siempre he que pensado que para gozar plenamente de la lectura, resulta imprescindible leer cada libro con la mirada que cada texto te pide o te exige. Así, para disfrutar por completo de Violet y Finch es necesario que el lector adulto realice un viaje atrás en el tiempo, recuperar el ingenuo romanticismo de los primeros años, leerla con ojos adolescentes. Solo efectuando semejante ejercicio con nuestra imaginación, conseguiremos empatizar con la historia de amor de estos dos adolescentes destinados a encontrarse y a quererse apasionadamente.

JOSEPH B MACGREGOR


No hay comentarios:

Publicar un comentario