martes, 5 de mayo de 2015

EGO Y YO de Yolanda Regidor



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR



La joven escritora Yolanda Regidor nos propone en "Ego y yo" (XXX Premio Jaén de Novela) una historia inquietante, cuyo interés se acrecienta gradualmente, conforme nos vamos adentrando en el laberinto de espejos que se nos ofrece. Así, en un principio parece que se nos plantea la clásica historia de chico acomplejado que encuentra su opuesto en un amigo inseparable, cayendo en una suerte de dependencia emocional pues descubre en éste su complementario, todo aquello de lo que cree carecer. Sin embargo, conforme el texto va ganando en densidad y complejidad psicológica se torna cada vez más ambiguo , trágico y sombrío.




El argumento nos evoca inevitablemente algunas obras literarias clásicas como "El Doble" de  Fiódor Dostoyevski , "William Wilson" de Edgar Allan Poe o "El extraño caso del dr .Jekyll y Mister Hyde" de Robert Louis Stevenson, e incluso más contemporáneas como "Antichrista" de  Amélie Nothomb. De igual modo, en cine también podemos citar algunos títulos memorables que pueden recordar en parte la trama principal de la novela como "A través del espejo" (The Dark Mirror, Robert Siodmak, USA, 1946), "Persona" (Persona, Ingmar Bergman, Suecia, 1966) y sobre todo "Malas Influencias" (Bad Influence, Curtis Hanson, USA, 1990), cuya pareja protagonista (James Spader y Rob Lowe) resulta un trasunto claro de la que aparece en "Ego y yo": una suerte de diablo tentador que ejerce una influencia negativa en un sujeto en apariencia débil y vulnerable y que queda absolutamente subyugado por un sujeto que posee todas las "cualidades" que a éste le faltan para progresar o lograr sus ambiciosas aspiraciones. 



Sin embargo, estas evocaciones personales no menguan ni un ápice la originalidad de la novela, cuyo corpus dramático termina derivando finalmente en una suerte de historia de terror psicológico, sorprendente e impactante. Así, Yolanda Regidor aporta algunas novedades al viejo tema del  Doppelgänger y que tienen que ver con el extraño desenlace de la novela en el que (intentando no desvelar demasiado) la autora nos ofrece una magistral vuelta de tuerca a la trama, que nos obliga a cuestionarnos todo lo sucedido hasta ese momento.





JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario