jueves, 19 de febrero de 2015

LA CUESTIÓN DANTE de Lorenzo Luengo


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


Al igual que me sucedió con Amerika (XIV Premio de Novela Ateneo Joven de Sevilla), la anterior novela de Lorenzo Luengo que tuve oportunidad de leer hace cinco años, La cuestión Dante (XLV Premio de Novela Ateneo de Sevilla), su último libro, ha resultado una experiencia  tan motivadora como agotadora, tan interesante como desconcertante; es también una novela ambiciosa, rebosante de imaginación, "más grande que la vida", diferente, original, en apariencia caótica - debido a su curiosa (caprichosa) estructura narrativa: una suerte de novela-puzzle en la que el lector debe participar activamente para encajar todas las piezas, en principio desordenadas, para formar el puzzle completo.




El esquema narrativo se asemeja al de La Divina Comedia de Dante: la trama se divide en nueve partes, como El Infierno de Dante, que engloban en total treinta y cuatro capítulos. Se nos ofrecen  además dos novelas por el precio de una; dos tramas, que en un principio, cuesta relacionar pero que finalmente aparecen perfectamente ensambladas, de tal modo que la novela admite una segunda revisión para que el lector pueda encajar mucho mejor las piezas del puzzle:

 "Vivimos en un mundo engañoso y tienes la sensación de vivir en el infierno, y de ahí los nombres que tienen los personajes y además la estructura de la novela está formada por nueve partes que reflejan los capítulos del Infierno y de 34 capítulos, como la 'Divina Comedia" Lorenzo Luengo. El Confidencial.





La primera historia se desarrolla entre los finales de los setenta hasta el año 96 y está protagonizada por Dante Veryl, un sujeto que se aficiona a la investigación de conspiraciones políticas, algo que le traerá graves consecuencias no sólo para él sino también para su esposa e hija. La segunda se sitúa en el año 96 y la protagoniza Virgil Clyde, un individuo, que ha sufrido un infarto, y despierta en un hospital; sus recuerdos tienen que ver con una extraña organización en la que participó activamente, liderada por el profesor Braunschweige, y que se dedica, desde tiempos inmemoriales a realizar extravagantes experimentos con seres humanos - que se remontan a la 2º Guerra Mundial (ordenados por un célebre dictador nazi alemán) y que llegan hasta nuestros días con el auge del fundamentalismo islámico -; estos tienen que ver con la manipulación cerebral y de los sueños.


"Un libro que leí cuando preparaba mi novela, El palacio de la consciencia, de Rudolph Franz, contempla la posibilidad de que los sueños tengan por función la asimilación de la experiencia cotidiana como un paso imprescindible para la forja de la personalidad, lo que me llevó a plantearme algo que el libro no decía: ¿sin sueños careceríamos de personalidad? Y más importante aún: si pudiéramos modificar nuestros sueños… si nuestros sueños pudieran ser modificados, incluso sin nuestro conocimiento, ¿seríamos las personas que somos?" Lorenzo Luengo, entrevista transcrita en Hispalis. Las Noticias de Sevilla.


Sin embargo, ¿Son suyos esos recuerdos? ¿Es realmente Virgil Clyde quién despierta en el hospital, o se trata de Dante Veryl, cuyo cerebro ha sido manipulado para convertirse en depositario de los recuerdos biográficos de otra persona? 






Al igual que Amerika, Luengo esgrime una mezcolanza de géneros y estilos que van desde la novela de Ciencia-Ficción, de espionaje o el thriller puro y duro, combinando además el ensayo divulgativo de carácter científico, filosófico e incluso teológico; son muchos (¿demasiados?) los ámbitos que abarca esta novela ambiciosa y agotadora que con frecuencia se torna en exceso discursiva o se desvía del conflicto central para divagar sobre cuestiones de honda raigambre filosófica, científica, teológica... vital. De igual modo, el autor hace referencia a sucesos reales - los atentado fallido de Reagan o del Papá Juan Pablo II, la guerra de Afganistán o el asesinato de Anwar el Sadat o de John Lennon - que mezcla con otros producto de su imaginación o inventados, aunque precisamente el que hace referencia a los extraños experimentos nazis - según Luengo -  resulta ser bastante real:

"La parte referida a los experimentos reales que comenzaron en la Alemania nazi y continuaron en Estados Unidos, cuando los norteamericanos se llevaron a los científicos alemanes, parecería la más fantasiosa y, sin embargo, es la más real y está totalmente documentada por las actas por la comisión de investigación del Senado norteamericano."




No es una novela fácil, sino que exige un esfuerzo por parte del lector que desde el principio debe aceptar las reglas del juego sí quiere disfrutarla y gozarla al máximo. De igual modo, algunas reflexiones resultan tan interesantes y están tan bien contadas o descritas que invitan no sólo a una segunda lectura, sino a volver al libro en más de una ocasión para repetir la experiencia. 



Además, La Cuestión Dante es una novela que admite diversas lecturas, de tal manera que cada lector /a podrá construir una trama diferente. La mía sería la siguiente: Dante Viryl se adentra tanto en su investigación sobre las guerras secretas del siglo XX, que sus pasos le llevan hasta la organización del doctor Braunschweige. Éste aprovecha su estancia en la ciudad-estado Ábaddon, en la que se sitúa el centro experimental,  para convertir a Dante en una especie de vampiro emocional que se alimenta de toda la información que le suministra Virgil Clyde. Dicha información se transformará en recuerdos propios en un cerebro vacío y necesitado de ellos que un amnesico Dante tomará como suyos cuando despierta en el hospital, adoptando la personalidad de Clyde (está convencido de que es Clyde). Sin embargo, la novela aporta suficiente ambigüedad a la trama de tal modo que este argumento pueda ser perfectamente transformado por otro lector/a que aportará una interpretación por completo opuesto o diferente a la que he descrito.




Joseph B Macgregor

2 comentarios:

  1. Interesante propuesta... Gracias por descubrírnosla, y al autor.
    Un abrazo,
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me gustó más "Amerika", pero sí ésta es una más que interesante novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar