sábado, 10 de enero de 2015

MUDERABILIA de Álvaro Ortiz


OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Muderabilia ha sido un inesperado regalo de Reyes, inesperado porque ni siquiera tenía conocimiento alguno de esta excelente novela gráfica, firmada por Álvaro Órtiz y para mí ha sido todo un hallazgo, una gozada absoluta; de las mejores obras de cómic nacionales que he tenido oportunidad de leer en mi vida. Es decir, que la persona que me hizo este regalo acertó de pleno. 



Álvaro Órtiz

La historia está protagonizada por Malmö Rodríguez, un joven desocupado, que quiere ser escritor pero que no escribe, tampoco busca trabajo y se pasa el día sin hacer nada, viviendo todavía en casa de su madre. La muerte de un paro de cardíaco de su tío, le permite vivir una aventura increíble en la que se mezcla humor, suspense, terror y hasta unas gotas del mejor gore hispano. El fallecido tenía dos gatos que prácticamente devoraron su cadáver, por lo que indagando en Internet, Melmö consigue contactar con un extraño coleccionista de objetos pertenecientes a famosos asesinos en serie a los que consigue vender los mininos. Para ello, tendrá que viajar hasta el pueblo en el cuál vive este sujeto y abandonar por unos días su casa; una vez allí se entrevistará con el extravagante sujeto, cuya casa y colección esconde muchas sorpresas. El joven decide quedarse en el pueblo, para así encontrar la tranquilidad suficiente para escribir su novela y se aloja en un motel. La dueña del establecimiento es una muchacha extraña que esconde también algún que otro misterio y con la mantiene una relación sentimental.





Órtiz alterna páginas repletas de pequeñas viñetas con otras de cuadros más amplios y destaca por la agilidad y ritmo con los que hace avanzar una historia, cuyo suspense se va acrecentando gradualmente hacia un desenlace tremendo y alucinante. El trazo del ilustrador es sencillo y tanto el protagonista como el resto de personajes (especialmente el coleccionista de objetos de asesinos en serie) acaparan nuestra atención y complicidad enseguida. La mezcla de humor, suspense y terror está muy bien equilibrada sin que ninguno de estos de aspectos llegue a estropear al resto o la historia chirríe en exceso o no podamos tomarla en serio.






Los aficionados al cine de terror y al gore, como es mi caso, disfrutarán muchísimo con esta novela gráfica, de la que no conviene desvelar más detalles porque prefiero que vayan descubriendo todas las sorpresas que este viaje nos tiene reservadas. Sólo diré que merece la pena y que una vez que empieces a leer no podrás dejarlo; yo mismo me lo leí en un par de horas, por la noche (momento que se disfruta mucho más).

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario