jueves, 12 de diciembre de 2013

EL HOMBRE QUE COMPRABA GIGANTES de Luis C. Folgado de Torres



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


"El hombre que compraba gigantes" es una historia de ambientación histórica e inspirada en hechos y personajes reales. Se desarrolla en España, durante el reinado de un joven  Alfonso XII, es decir, unos años de transición entre tradición y modernidad. Así, se nos presenta una España finisecular aferrada fuertemente a sus tradiciones, una sociedad profundamente imbuida de superstición y religiosidad, contraria a cualquier tipo de manifestación vinculada con el progreso, y en la que un investigador científico, como el doctor Velasco, que quisiera desarrollar sus conocimientos o experimentar nuevos avances podía ser considerado poco más que un excéntrico; Una España de ingeniosos inventores cuyas creaciones sólo podían tener cabida dentro de un espectáculo teatral o circense o como entretenimiento de extravagantes performances en la corte real.



Pero también se nos dibuja una España miserable y pobre, aunque urbana todavía profundamente rural y atrasada. Precisamente en ese entorno, en Puebla de Alcocer (Bádajoz) nace en 1849, Agustín Luengo Capilla, un niño que padece acromegalia o gigantismo genético, algo que es considerado como una especie de maldición por sus padres.



Con sólo doce años, es comprado a sus padres por un empresario circense portugués, que lo exhibe como "fenómeno"; incluso llega a visitar la corte real y realizar una actuación en presencia de Alfonso XII y su novia María de las Mercedes. Posteriormente, el doctor Pedro González Velasco, catedrático de Anatomía de la Universidad San Carlos, de Madrid, ofrece a Agustín un especie de sueldo vitalicio a cambio de donarle su cuerpo a partir del momento en que éste fallezca, con intención de embalsamar su cadáver y exponerlo en el Museo Antropológico madrileño, fundando por el propio Velasco. Ésta sería en líneas generales, la historia Agustín, considerado equivocadamente como el Hombre más Alto de España. Luis C. Folgado de Torres, el autor, sigue con escrupulosa fidelidad  los sucesos más representativos de dicha biografía. 





Pero El hombre que compraba gigantes no una simple biografía novelada, sino que funciona de manera excelente como obra de ficción. Folgado de Torres ofrece una serie de personajes muy humanos, con contenido, que no son ni buenos ni malos, nada maniqueos, y una narración apasionante cuyos protagonistas estelares serían el gigante Agustín y el doctor Velasco; una historia con ecos de "El hombre elefante" pero en la que tiene cabida también la afición por lo monstruoso del cineasta Tod Browing en Freaks o en Garras Humanas.







Folgado opta por subrayar los aspectos emocionales o sentimentales del gigante, su frustración sexual y sus complejos, mientras que del doctor Velasco potencia aquellos que evidencia por un lado su genialidad pero también su extravagancia. De igual modo, se trata de una narración bastante explícita, en la que se no se escatiman detalles ni en los puramente sexuales o eróticos sino sobre todo a la hora de describir, por ejemplo, el proceso de embalsamamiento de cadáveres ejecutado por Velasco consiguiendo momentos tan atractivos como desagradables.

Como novela, consigue atrapar la atención del lector prácticamente desde las primeras páginas y la mezcla entre sentimentalidad y morbidez resulta explosiva y muy eficaz. El viejo lema "La Belleza está en el interior" se evidencia como pura falsedad en la narración del trágico devenir vital de Agustín, este gigante en busca del amor y que sólo recibe mentiras y engaños o la burla y el desprecio de las prostitutas a las que frecuenta. Ni siquiera la relación que mantiene con el Doctor Velasco se podría de considerar como una amistad, sino que más bien ambos sacan provecho de la situación. Tan sólo, en brazos de un criada de origen africano (otra marginada social), encontrará algo de consuelo, la única persona en toda su existencia que demuestra sentir afecto y cariño por el gigante, aunque su relación no consiguiera finalmente llegar a buen puerto.

El hombre que compraba gigantes es la historia de un hombre desgraciado y marcado por el destino que busca inútilmente la felicidad en un mundo sucio, egoísta, gris y miserable.

JOSEPH B MACGREGOR

"El Hombre que compraba gigantes" Web Oficial de la Novela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario