lunes, 18 de noviembre de 2013

CIUDAD DE FUEGO de Robert Ellis




OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


Resulta cada vez más difícil encontrar una novela negra o policíaca, como es el caso de CIUDAD DE FUEGO de Robert Ellis, - en la que el grueso de la trama se centra una vez más en una investigación policial sobre los espeluznantes crímenes perpetrados en Los Ángeles por un peculiar asesino en serie apodado Romeo -, y que no perdamos en ningún momento la capacidad de asombro o que no nos provoque una inevitable sensación de Déjà vu. Sin embargo, lo cierto es que Ellis consigue eludir el tópico o el lugar común, aportando algunos aspectos más o menos novedosos al género en cuestión.

Así, aunque la novela posee un excelente arranque y ofrece los suficientes elementos como para continuar leyendo, en principio parece que nos vamos a encontrar lo mismo de siempre: la típica historia sobre una pareja de policías que intentan atrapar a un asesino en serie.  El primer componente del dúo es Lena Gamble, una mujer joven, que lleva poco tiempo en la Brigada de Robos y Homicidios y que aún no ha conseguido superar la dramática muerte de su hermano, estrella del rock. Éste apareció asesinado en un callejón de Hollywood años atrás, sin que hasta el momento se haya conseguido atrapar al culpable del crimen. El compañero de Lena es  el experimentado Novak, un policía de mayor edad, algo cansado y que parece que ha sido bastante baqueteado por la vida. Ambos forman un tandem perfecto y se complementan a la perfección, emprendiendo la investigación con rigor y gran profesionalidad. Hasta aquí nada especialmente destacable, aunque el personaje de Lena resulta del todo arrebatador y enseguida atrapa nuestro interés y acapara toda nuestra atención.

La cosa se complica  y se torna mucho más novedosa cuando Lena y Novak descubren aspectos extraños e incongruentes en uno de los homicidios, presuntamente perpetrado por Romeo, el asesino en serie. Ambos sospechan que alguien ha querido imitar el estilo del criminal para que la policía le atribuya una muerte más. Así, por un lado los detectives deben atrapar a Romeo, cuyos crímenes se hacen cada vez más crueles, sangrientos y sofisticados, pero además tienen que intentar averiguar quien ha sido el autor real del "falso" asesinato, ardua labor porque todo les lleva a pensar que éste se encuentra dentro del departamento de Robos y Homicidios. Además, Lena descubre conexiones entre este crimen y la extraña muerte de su hermano, por lo que el caso se convertirá para ella en un asunto personal. A partir de aquí, la trama comienza a hacerse mucho más apasionante y original.

A esto también ayuda una narrativa ágil y muy visual, profundamente cinematográfica, que impide que sueltes el libro atrapado por una trama de acción trepidante. La trama se va enredando cada vez más y va creciendo en intensidad dramática, presentando situaciones o conflictos de alto voltaje, agresividad sin tapujos o descarnada violencia de manera explicita y eficaz. Todo esto se traduce en una historia que busca el impacto inmediato en el lector y lo consigue con nota alta.

Por último, destacar el excelente desenlace de la historia, tan sorprendente como inesperado.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario