miércoles, 17 de julio de 2013

LA CIUDAD Y LOS CERDOS de Miguel Espigado


SINOPSIS DE LENGUA DE TRAPO

En la vetusta Hermantic City, una fundación creada por un empresario jamonero decide contratar a un variopinto grupo de figuras de la comunicación para realizar una guía visual que ensalce las virtudes históricas y gastronómicas que tanto enorgullecen a las autoridades locales. Pero la normalidad saltará por los aires cuando los actores de esta fábula descubran sus intereses inconfesables, dejando al descubierto la crisis salvaje que late bajo las apariencias de prestigio y prosperidad con que la ciudad se vende al mundo. La innata capacidad de observación de Miguel Espigado trabaja en esta ocasión para componer una novela sembrada de humor e ironía, que deposita su fe en la sátira como la corriente narrativa fundamental para abordar las convulsiones de nuestro tiempo. O como aconseja uno de sus personajes: "La verdad no importa, lo único que importa es la realidad. Y para mostrar la realidad, más te vale contar unas cuentas mentiras".

Miguel Espigado (Salamanca, 1981). Licenciado en Hispánicas y Teoría de la Literatura, trabaja como profesor en la Universidad de Pekín y el Instituto Cervantes. Ha llevado a cabo su labor crítica en varios medios de difusión nacional y publica gran parte de su obra en elespigado.wordpress.com, donde mezcla literatura con crítica cultural, viajes, música e imagen. Lengua de Trapo también publicó su primera novela, El cielo de Pekín.

OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

En La Ciudad y los Cerdos, Miguel Espigado intenta mediante la sátira y la ironía, la caricatura y el esperpento, realizar un agudo bosquejo de la situación política, social y económica española actual, (aunque lo que cuenta no es de ahora, sino que se remonta a muchísimos años atrás; a siempre). Los males, por todos conocidos, de nuestro país se ven expuestos en la novela a través de la creación y descripción de un microcosmos humano, que adopta el formato de una localidad presuntamente imaginaría o inventada por el autor llamada Hermantic City, y que posee las características propias, usos y costumbres de cualquier pequeña ciudad o pueblo de la geografía española. En este escenario se desarrollan una serie de acontecimientos protagonizados por visitantes eventuales (un peculiar equipo de rodaje) y reputadas personalidades del lugar; es decir, se trata de una historia coral en la que aparece temas de candente actualidad como el blanqueo de dinero por parte de políticos en cuentas extranjeras o la financiación de actividades culturales o cinematográficas para así engordar los gastos y llevárselo calentito. De igual modo, aparecen movimientos de protesta juveniles anti-desaucio o contra el sistema, ofreciendo su particular versión del 15-M, aspecto éste que es mostrado con simpatía pero también con pesimista acidez.  Y es que en La Ciudad y los Cerdos nadie se salva de la quema.

En este sentido, Espigado parte de un planteamiento que recuerda un poco a las últimas películas de Berlanga (Moros y Cristianos, Todos a la Cárcel) ; es decir, todo surge a partir de la organización de un proyecto, en apariencia bienintencionado, por parte de las autoridades o empresarios locales - en este caso, la realización de un documental que ensalce las bondades del pueblo jamonero - pero que en realidad no es más que una pantalla tras las que esconder sus turbios manejos o un plan oculto del cuál pretenden salir beneficiados. Sin embargo, esta asunto será el detonante, la chispa adecuada, que ponga al descubierto todas las miserias de los implicados en el asunto. También comparte con Berlanga el rápido desarrollo de una serie de tramas que se van empujando e interrumpiendo la una a la otra hasta desembocar en el desastre absoluto, el caos o el desmadre total; en definitiva, nada sale bien y los presuntos implicados no sólo no consiguen su propósito sino que además salen bastante perjudicados o muchos peor que estaban antes.

El resultado final se me antoja eficaz en cuanto a sátira de la España del Siglo XXI, que en realidad parece permanecer, desde hace mucho tiempo, anclada o detenida en un punto sin retorno. Es cierto además que actualmente los casos de corrupción por parte de nuestros gobernantes son más frecuentes y evidentes, o al menos salen a la luz con más "naturalidad" que antes, por lo que el ciudadano está más que cansado, desilusionado y harto, ya que además la situación no parece mejorar,sino que va a peor; producto de esta indignación cada vez más extendida en nuestro país es esta novela, reflejo bastante certero y completo de lo que está pasando, aunque se exponga a través del humor o la caricatura y de situaciones que pueden parecer exageradas, absurdas, patéticas o ridículas, pero que ciertamente en muchos casos tampoco se encuentran tan alejadas de la realidad. Las noticias que leemos, escuchamos o vemos todos los días  resultan, sin duda alguna, mucho más esperpénticas.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario