martes, 23 de julio de 2013

CHIRIPITIFLÁUTICO... ¡ES DON JOSÉ! de CRUZ DELGADO SÁNCHEZ y JORGE SAN ROMÁN




OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

CHIRIPITIFLÁUTICO... ¡ES DON JOSÉ! nos ofrece un interesante, ameno y exhaustivo ensayo dedicado al que sin duda es el programa infantil más querido y  recordado por los que fuimos niños y niñas en los años 60 y parte de los 70: Los Chiripitifláuticos. El libro viene a cubrir un hueco editorial que existe en nuestro país, ya que no existen demasiados textos dedicados a analizar en exclusiva programas de la televisión de antaño de producción española, algo que no sucede en otros países como Estados Unidos o Gran Bretaña. Existen, eso sí, publicaciones firmadas por autores españoles dedicadas a series de televisión extranjeras (Star Trek, The Twilight Zone, Lost, Los Vengadores, etc.) o completos manuales - como por ejemplo los de Pepe Colubí (La Tele que nos parió / Pechos Fuera), Guillem Medina (Abuelito, dime tú / Mi mono Amedio y yo) o Fausto Fernández (Telebasura Española) - centrados en recopilar series o programas de nuestra infancia o de nuestra vida, pero a un nivel muy general.


Una de las razones principales que impiden el que estudios de este tipo se puedan llevar a cabo es por la ausencia de material sobre el que trabajar. Al parecer, en aquellos años las cintas en las que se grababan los programas de TVE fueron reutilizadas una y otra vez, por lo que estos no quedaban demasiado tiempo registrados en soporte videográfico. Éste ha sido el principal problema al que se han tenido que enfrentar Cruz Delgado Sánchez y Jorge San Román, los autores del libro, ya que apenas existen copias de los programas originales tanto de Antena Infantil como de Chiripitifláutico. Gracias a la ayuda de los actores de la serie que aún viven o de los familiares de Óscar Benegas, principal creador del programa (guiones, canciones, personajes, etc.), Cruz Delgado y San Román han podido acceder a  suficiente documentación (material fotográfico, guiones de la serie y testimonios personales a través de entrevistas), lo que se traduce en un ensayo muy currado, completísimo y muy riguroso del programa en cuestión y de las biografías de los actores protagonistas.




El libro me parece una verdadera joya, tanto en contenido como en edición, muy cuidada y realizado con mucho cariño. Comienza con un repaso  muy completo y detallado por la evolución del programa hasta su cancelación definitiva en los años 70, debido al enorme éxito de Los Payasos de la Tele: Gaby, Fofó, Miliki y Fofito. El primer Chiri que apareció en la tele fue el Capitán Tán (Félix Casas) en el programa Antena Infantil. Posteriormente, debido a la enorme aceptación que provocó el personaje entre los televidentes, Óscar Benegas decide crear dos compañeros de aventuras: Locomotoro (Paquito Cano) y Valentina (Marí Carmen Goñí); posteriormente, al trío se acoplaría El Tío Aquiles (Miguel Armario) y Los Hermanos Malasombra (Luis González Páramo y Carlos Meneguini ). Los cuatro (más Los Hermanos Malasombra) integrarían a la formación definitiva de los Chiris durante varios años tanto en  Antena Infantil como en la posterior versión del programa: Antena Infantil ¡Ven a jugar con nosotros! , donde adquirían un mayor protagonismo. En los 70, Paquito Cano decide dejar el programa para dedicarse a negocios inmobiliarios y Benegas añade nuevos personajes al grupo. De la nueva propuesta sólo consiguen cierta aceptación el payaso Poquito (Nicolas Romero),  - que vendría a sustituir a Locomotoro, aunque poco a poco fue adquiriendo personalidad propia y diferente -, Filetto Capocómico (Roberto Mosca) y el León (de trapo) Leocadio y el niño Barullo (José Santiago Martínez). Surge así Chiripitifláutico, un programa con protagonismo absoluto de los Chiris,  que adoptaba el formato de serial de episodios y que tuvo bastante éxito, aunque todos echábamos mucho de menos a Locomotoro, auténtica estrella del grupo y ya no era lo mismo.




En el siguiente bloque del libro, los autores realizan una semblanza biográfica por las vidas y anécdotas de los actores, así como un repaso por todo el merchandising de la serie (historietas, fotonovelas, canciones, muñecos y juguetes), demostrando el gran olfato comercial de Óscar Benegas, adelantándose muchos años a algo que actualmente está a la orden del día pero que por aquel entonces resultaba de lo más novedoso. 




Lo más destacable del texto es que está narrado con amenidad y de manera muy ágil. A los autores no les interesa fomentar el morbo o el escándalo, ni exponer trapos sucios, aunque no se ocultan algunos conflictos de intereses entre algunos actores con Benegas (especialmente por parte de Paquito Cano). Sí se mencionan anécdotas curiosas como el falso rumor que se extendió cuando Paquito Cano abandonó la serie: alguien afirmó que Locomotoro había fallecido en un accidente, noticia falsa que causó un profundo trauma en muchos pequeños televidentes, o el curioso y esperpéntico guión firmado por Santiago Segura para un película sobre los Chiris que finalmente no llegó a realizarse. 



También son dignos de reseñar aspectos complementarios al ensayo como son la presentación tan cuidada del material gráfico, la inclusión de un entrañable cancionero con la letra de las canciones más conocidas de los Chiris (El barquito chiquitito, Los hermanos Malasombra, La vaca de Aravaca, Si quieres ser capitán, El reino del revés) la reproducción de una fotonovela completa (El cumpleaños de Locomotoro) o las opiniones, a modo de homenaje, de gente como Pablo Carbonell o Pepa Fernández.



JOSEPH B MACGREGOR

2 comentarios:

  1. También está reseña transmite mucho cariño:-)
    Un abrazo,
    Patricia

    ResponderEliminar
  2. Y tu comentario también... como siempre. :-)
    Otro para ti.

    Josephb

    ResponderEliminar