viernes, 3 de mayo de 2013

LOS MALOS DEL CUENTO: Cómo sobrevivir entre personas tóxicas



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

En Los Malos del Cuento (Cómo sobrevivir entre personas tóxicas), la escritora Espido Freire realiza un exhaustivo recorrido por aquellos personajes de ficción más representativos que pueden ser catalogados como Los Malos del Cuento; es decir toda clase de monstruos y de villanos que forman parte de la mítica de muchas generaciones de lectores. Sin embargo, Espido no se queda ahí sino que además nos demuestra la naturaleza real y palpable de muchos de ellos, estableciendo paralelismos entre personaje de ficción y monstruo real a través de casos reales, que todos conocemos y nos resultan muy familiares.

La autora nos propone por tanto un interesante ensayo en el que nos desvela todos los monstruos que campan a sus anchas por la sociedad actual y que actúan a modo de modernos vampiros, hombres-lobo, ogros, lobos, dragones, brujas, madrastras y hermanastras, bestias o gigantes egoístas.


Así, por ejemplo cuando analiza la figura del vampiro nos describe a los cuatro más representativos: Drácula, Lestat y Louis y Edward Cullen. Cada uno de ellos, resultan ser el trasunto actual del chantajista emocional cercano al maltratador, destructivo y pernicioso para sus víctimas. Personajes crueles y fríos como estos podemos descubrirlos por ejemplo en los jóvenes asesinos de Marta del Castillo. De igual modo, los ogros o los lobos pueden encontrar perfecta correspondencia con casos reales de pederastia o de secuestro infantil. En realidad, en muchos de estos malos de cuento se descubren actitudes machistas, perniciosas para niños y mujeres, de descarnada crueldad, rozando en muchos casos la psicopatía y en otros entrando directamente en el desequilibrio mental. Otros son más cotidianos y los podemos encontrar en nuestra propia familia, entre nuestros amigos o nuestra comunidad de vecinos o a lo largo de nuestra jornada laboral.


En algunos casos, la autora nos propone medios para combatirlos, formulando una serie de prácticas guías de supervivencia o simplemente exponiendo al final de cada entrada de qué modo podemos anular su perniciosa influencia.


La galería de personajes que nos ofrece Espido Freire es amplísima, abarcando no sólo monstruos de cuento o de la literatura sino también de la Biblia (Dalila, David, Caín, Jacob o el padre del Hijo Pródigo) o de la Mitología griega o nórdica (Narciso, Teseo, Loki, Krimilda). También aparecen otros que en ningún momento podrían ser catalogados como “Malos de Cuento” – como es el caso de Peter Pan, El Flautista de Hamelin o El Principito – pero a los que la autora sabe extraer su lado oscuro.

La selección resulta tan curiosa como sorprendente y las conclusiones que podemos extraer de cada una de las entradas resultan siempre reveladoras y sumamente significativas de la sociedad que nos ha tocado vivir. Como de costumbre, Espido Freire se expresa con claridad y expone sus argumentos con amenidad y un amable sentido del humor, provocando enseguida la empatía y la complicidad con el lector.

Como oportuno y útil anexo, Espido incluye un resumen de cada uno de los cuentos o narraciones protagonizados por los personajes analizados.

JOSEPH B MACGREGOR




No hay comentarios:

Publicar un comentario