jueves, 16 de mayo de 2013

LA HIJA DE CLEOPATRA de Stephanie Dray



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR

Lo más destacable, sin duda alguna, de La Hija de Cleopatra es su vocación de novela de aventuras, que busca sobre todo el entretenimiento del lector. En ese sentido, aunque el marco histórico resulta fundamental para el desarrollo de las diversas peripecias que experimentan la princesa Selene y sus hermanos, lo cierto es que Stephanie Dray sabe jugar bien sus bazas y en ningún momento permite que la ambientación o los datos culturales, religiosos o históricos que rodean la trama, permitan que la acción quede mitigada por ninguno de estos aspectos. Muy por el contrario, todos estos elementos aparecen muy bien integrados en la narración, que se nos antoja, en todo momento, ágil y amena.




Acierta también Dray en la presentación de una protagonista fuerte e indómita que provoca enseguida la simpatía e interés del lector, un personaje atractivo al que apetecer acompañar en su singladura. En líneas generales, la historia se centra en los intentos por parte de la princesa Selene –hija de Cleopatra y Marco Antonio – por recuperar el poder que le ha sido arrebatado a ella y a sus hermanos por parte del nuevo emperador, tras la trágica muerte de sus padres. Unos misteriosos tatuajes que aparecen inscritos en los brazos de la princesa parecen ser la prueba fehaciente de que cuenta con el apoyo, el poder y la fuerza de la Diosa Isis para cumplir su cometido. Así, deberá sortear diversos conflictos entre ellos todos los que tiene que ver con los intentos por parte del Emperador de manejarla y convertirla en su nueva Cleopatra, para así hacerse con el control del Norte de África.



Como ya señalé antes, toda esta historia de intrigas palaciegas está encuadrada en un marco histórico muy cuidado y que resulta verosímil y muy sólido. Pero lo más destacable, insisto, es que se trata de una novela entretenida, en la que pasan muchas cosas y haya pocos puntos muertos o momentos poco interesantes o aburridos. Aunque se trata de una trama en la que confluyen buenos y malos, lo cierto es que no resulta tampoco banal o superficial sino que los personajes interesan así como los conflictos a los que se deben de enfrentar o deben de superar.



Aunque es una novela conclusiva, Stephanie Dray ha publicado una secuela SONG OF THE NILE que no ha sido publicada todavía en nuestro país y que narra el viaje de Selene por África.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario