martes, 9 de abril de 2013

LA MALDICIÓN DE TUTANKAMON


OPINIÓN DE JOSEPH B MACREGOR



La maldición de Tutankamon (Tutankhamen: The Search for an Egyptian Kinges un competente y ameno ensayo histórico firmado por Joyce Tyldesley, egiptóloga británica que es además doctora en Arqueología de la Prehistoria por la Universidad de Oxford y ejerce también como profesora de egiptología en la Universidad de Manchester y en el KNH Centre de egiptología biomédica.  Reputada especialista en temas egipcios, colabora habitualmente en programas de radio y televisión sobre dicha temática. Aparte de La Maldición de Tutankamon (Tutankhamen: The Search for an Egyptian King), ha firmado sendas y atinadas biografías de Ramsés II el Grande, Hatshepsut, Nefertiti  y Cleopatra (Ariel, 2008).



Ensayo sólido, muy bien fundamentado, cuyo título en castellano puede llevar a engaño a algunos lectores despistados ya que el tema de la maldición de la tumba de Tutankamon ocupa muy poco texto, y a modo de anécdota. Joyce Tyldesley no ha escrito un libro esotérico ni le preocupan los aspectos más o menos parasicológicos del tema, sino que su afán es divulgativo: a través de los restos y objetos hallados en la tumba, se trata de reconstruir aquellos aspectos más destacables de la personalidad y la biografía de Tutankamon.


De igual modo, un grueso importante del ensayo (gran parte de los primeros capítulos) se ocupa de narrar la apasionante historia del descubrimiento de la tumba perdida de Tutankamon en el Valle de los Reyes por parte de Howard Carter y su equipo; suceso que acaeció en noviembre de 1922, es decir más de un siglo después de la localización de la primera tumba; hallazgo que no sólo resultó fundamental para conocer mucho mejor aspectos, hasta entonces, bastante difusos o ignorados, sobre la civilización egipcia, sino que además motivo el interés del hombre medio por la egiptología, convirtiéndose en una moda o en algo sobre lo que había que hablar para estar al día. En ese sentido, el descubrimiento de Carter tuvo un alcance mediático insospechado e increíble en para la época. Como si una novela se tratará, Joyce Tyldesley narra con gran lujo de detalle y una sorprendente capacidad para convertir la odisea de Carter en una peripecia apasionante, repleta de suculentas anécdotas, apoyada por un importante archivo fotográfico en las páginas centrales.


El resto del ensayo aborda aspectos relacionados con la leyenda de la maldición de la tumba que, gran parte, son desenmascarados o desvelados por la autora, exponiendo siempre una explicación razonada y razonable. Como señalé anteriormente, este apartado ocupa una parte mínima del texto y resulta curioso e interesante, sobre todo cuando aborda la influencia del tema de la maldición en la literatura o en la mítica popular.



En el texto, Joyce Tyldesley  resulta tan culta como convincente; sus argumentos aparecen perfectamente fundamentados, primando la objetividad por encima de opiniones personales o innecesarios juicios de valor que poco o nada pueden aportar en un texto de este calibre. De igual modo, existe en la autora un afán desmitificador sobre la personalidad de Tutankamon, aportando tanto aciertos como errores, cualidades pero también defectos. Amena y ágil, en algún caso irónica e incluso divertida, nos plantea un ensayo histórico que resulta de todo menos denso o aburrido.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario