miércoles, 22 de agosto de 2012

LA INVENCIÓN DE LA GENERACIÓN DEL 27



OPINIÓN DE JOSEPH B MACGREGOR


Considero La Invención de la Generación del 27 de Manuel Bernal Romero como uno de los mejores ensayos que he leído en lo que va de año. El libro cuenta, desde luego, con un interés previo de mi parte por el asunto a tratar pero se trata de un texto accesible, exento de densidad, bien documentado, muy interesante y clarificador. 

En cualquier manual sobre la historia de la Literatura Española o libro de texto se suele señalar como acontecimiento crucial para la consolidación de la Generación del 27, los actos conmemorativos del aniversario de Góngora. La intención de los organizadores y participantes del acto era sacar al poeta cordobés del oscurantismo y revalorizarlo. Como documento testimonial se suele acudir a una foto en la que aparecen los presuntos implicados en la celebración del evento en cuestión y que se consideran, hasta la fecha, como la plana mayor de la Generación del 27.

Bernal Romero nos demuestra como la participación de los poetas de dicha Generación no fue tan masiva ni tan entusiasta como nos han hecho creer siempre. La reivindicación de la figura de Góngora y de celebrar su aniversario fue una idea de Dámaso Alonso y Gerardo Diego a la que se sumaron de manera abierta Rafael Albertí y entre las sombras Pedro Salinas. Sin embargo, el resto de poetas (Lorca, Guillen, Cernuda, etc.) tuvieron una intervención bastante irregular y no apoyaron los actos conmemorativos con el mismo entusiasmo. Tampoco los autores de la Generación del 98 (Unamuno, Baroja, Machado, Valle-Inclán) ni Juan Ramón (considerado como Maestro por la mayoría de los poetas del 27) consideraron oportuno adherirse al proyecto. De igual modo, la colaboración en el evento no se limitó al ámbito literario sino que músicos como Falla, pintores como Picasso, toreros como Sánchez Mejías e incluso personajes peculiares como Fernando Villalón, ganadero y poeta, también participaron en mayor o menor medida en la celebración. 

El ensayo nos ofrece suculentos documentos testimoniales: correspondencia, artículos o publicaciones en periódicos de la época, textos que reproducen conferencias de algunos de los participantes del evento, artículos de opinión de revistas literarias, etc. A través de ellos, podemos comprobar la irregular acogida y el grado de participación de los poetas de la Generación del 27 pero también la decepcionante repercusión social y literaria que tuvo la celebración del evento en las tres ciudades en las que tuvo lugar: Madrid, Córdoba y Sevilla. 

Capítulo a capítulo, Bernal Romero nos va desgranando los entresijos de la conmemoración así como las turbulentas relaciones entre los componentes de la Generación, a la que algunos consideraban más bien como un Grupo de Amigos. Especialmente destacables me han parecido los capítulos dedicados a la nula participación femenina en el Homenaje y sobre la célebre foto testimonial que en realidad fueron dos.

Interesante y ágil, el ensayo me parece además muy completo; las diferentes tesis planteadas aparecen perfectamente demostradas y reforzadas con abundante documentación.

JOSEPH B MACGREGOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario