jueves, 28 de junio de 2012

Papel Carbón



Opinión de Joseph B Macgregor


Papel Carbón recopila en un mismo volumen los dos primeros libros de cuentos o relatos publicados por el peruano, afincando en España,  Fernando Iwasaki entre finales de los ochenta y principio de los noventa: Tres noches de corbata (Lima, 1987) y A Troya, Helena (Bilbao, 1993). El título de la recopilación no es casual ya que todos estos textos fueron mecanografiados por  Iwasaki con su máquina de escribir por lo que tuvo que utilizar pliegos de papel carbón para poder realizar las copias.

(Más información en PÁGINAS DE ESPUMA )

La mayor parte de los cuentos fueron escritos en Lima y algunos de ellos en Sevilla. Sin embargo, hay muy pocos ambientados en España; casi todos se desarrollan en Perú o están protagonizados por limeños. 

En cuanto al género, Papel Carbón se caracteriza por una miscelanea de temáticas unidas eso sí por una personalidad o una forma peculiar de contar las cosas, propia de Iwasaki, directa, sin florituras ni grandes aspavientos o subrayados; ágiles y entretenidos en suma. Así, nos enfrentamos con cuentos humorísticos, paródicos, eróticos, taurinos, detectivescos, costumbristas, nuevas versiones de mitos clásicos o de tramas borgianas e incluso algunos resultan bastante terroríficos o escalofriantes. Pero esta variedad de tonos o estilos no se nos muestra ahogada en compartimentos estancos. Así, un relato presuntamente cómico puede congelarnos la sonrisa al final o uno trágico consigue arrancarnos la carcajada en un momento dado; de igual modo, el costumbrismo se encuentra presente en cada uno de ellos en mayor o menor medida. Pero aunque el enfoque sea diverso, resultado de una mixtura de géneros, resulta siempre agradecido y estimulante para  el lector. 

También la voz narrativa es diferente de acuerdo con lo cada texto requiere, alternando relatos en los que resulta fundamental la primera persona - así como el uso de un tipo de habla o jerga característica del personaje - con la tercera, no exenta tampoco de términos o expresiones propias del habla peruana o andaluza, consiguiendo así una mayor autenticidad y que la empatía con el lector sea mucho más fluida y constante. De hecho, no he encontrado ninguna narración que no me haya gustado por algún detalle ni he sentido que alguna desentonará del resto - ni siquiera he descubierto grandes diferencias entre los cuentos incluidos en el primer libro y en el segundo -; en ese sentido, los he disfrutado mucho ya que siendo cada uno de ellos diferentes poseen un sello propio, gran originalidad, un nexo común - el talante narrativo de Iwasaki - que los aúna y que los convierte en únicos e intransferibles. 

Pero los que los convierte en especialmente valiosos es que en ellos hay también una cierta vocación de sátira social, de describir lo esperpéntico de los seres humanos en toda su desnudez.

JOSEPH B MACGREGOR

2 comentarios:

  1. Interesantes, sí señor. Siempre me haces llegar libros que por mis gustos, nunca llegarían a mis manos por sí mismos. Me abres puertas literarias desconocidas, señor Josephb!
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias a ti por tus hermosas palabras y por leerme siempre!

    Besotes

    ResponderEliminar